Triple meta y alimentación saludable

Home / ABC de la Diabetes / TRIPLE META DT2 / Triple meta y alimentación saludable

En el control de la Diabetes Mellitus tipo 2, además de mantener los niveles de glucosa (dentro de los rangos adecuados en ayuno, 2 horas después de los alimentos y hemoglobina glucosilada), es necesario alcanzar otros objetivos tales como mantener un peso saludable y evitar enfermedades o complicaciones cardiovasculares. Para alcanzar esta triple meta, uno de los pilares fundamentales (junto con el ejercicio y la toma de medicamentos) es la alimentación saludable y a continuación te comparto recomendaciones para alcanzarla.

Es importante que sepas que cada persona es diferente y que las necesidades se basan en tus preferencias y requerimientos de acuerdo con tus características individuales:

 

  • Control de la glucosa

Para abonar al cuidado de la diabetes tipo 2 es necesario que tengas un patrón de alimentación saludable con una gran variedad de alimentos ricos en nutrimentos y los consumas en las porciones apropiadas.

Para mantener unos niveles adecuados de glucosa sobre todo postprandial (2 horas después de las comidas), es necesario que identifiques cuáles son los grupos de alimentos que contiene hidratos de carbono tales como los cereales, las leguminosas, los lácteos, los azúcares y en menor proporción las verduras y las oleaginosas. Esto te permitirá establecer una asociación entre lo que consumes y tus niveles de glucosa. Además de conocer estos alimentos también es de gran utilidad tener un consumo de hidratos de carbono distribuido de manera equitativa (en cada tiempo de comida y todos los días) para mantener aún más estable tu glucosa, y en caso de identificar altas o bajas, hablar con tu equipo de salud para hacer los cambios necesarios.

 

  • Peso saludable

Cuando existe sobrepeso u obesidad lo recomendable es alcanzar una pérdida de peso inicial de 5% de tu peso actual para comenzar a ver resultados positivos en tus niveles de glucosa, colesterol, triglicéridos y la presión arterial. Una manera sencilla de saber si te encuentras en el rango de peso saludable es calculando tu índice de masa corporal (IMC) que lo obtienes multiplicando por sí misma tu talla en metros y dividiendo tu peso entre el resultado anterior: peso en kg/talla en m2, una vez que tengas el resultado puedes compararlo con los parámetros siguientes:

 

a)Bajo peso                                   < 18.5 kg/ m2

b)Normal                                     18.5 – 24.9 kg/ m2

c)Sobrepeso                                  25 – 29.9 kg/ m2

d) Obesidad grado I                   30 – 34.9 kg/m2

e) Obesidad grado II                   35 – 39.9 kg/m2

f)Obesidad grado III                    >40 kg/m2

 

El objetivo de la pérdida de peso es que sea a expensas del porcentaje de grasa corporal, ya que al disminuirla también se rompe la resistencia a la insulina y permite la adecuada utilización de la glucosa en sangre.

 

Esto puedes lograrlo de la mano de tu nutriólogo(a), quien te brindará un plan de alimentación de acuerdo con tus características, éste deberá tener una reducción de calorías (ya que esa es la clave para la pérdida de peso). Recuerda que ningún alimento por sí solo es capaz de lograr este objetivo. También es necesario que conozcas que el proceso lleva su tiempo, sé paciente y persistente.

 

  • Cuidado del corazón

En el caso de cuidar al corazón y al sistema cardiovascular es primordial que consumas alimentos de buena calidad y con efecto cardio protector como el pescado (de preferencia 2 a 3 veces a la semana, puedes elegir atún, sardinas y salmón ya que son alimentos ricos en omega 3. Otros alimentos ricos en este nutrimento son semillas como la chía, linaza, pepitas, cacahuates, almendras, nueces, así como el aguacate y el aceite de oliva.

 

En cuanto a técnicas para cocinar, te recomiendo que emplees métodos de cocción al horno, asado, al vapor y a la plancha, para que no tengas la necesidad de agregar aceites o freír tus alimentos. También puedes utilizar sartenes antiadherentes y en caso de ser necesario emplear aceites aptos para temperaturas altas como el aceite de canola, girasol o aceite de maíz; prefiere las presentaciones en forma de spray o colocar tu aceite en un atomizador.

La diabetes es una condición en la cual se dificulta el aprovechamiento de la glucosa (que es nuestra principal fuente de energía la cual obtenemos en gran cantidad de los alimentos, sobre todo aquellos que contienen hidratos de carbono) en el cuerpo, por lo tanto, es necesario el consumo de diferentes fármacos que cumplan con aquellas funciones en nuestro cuerpo y que resulte en unos niveles óptimos de glucosa.

 

Recuerda que el tratamiento farmacológico es otro de los pilares para el control de la diabetes, por lo que te invito a platicar sobre estos temas con tu médico y las diferentes opciones de tratamiento que puedan ayudarte a alcanzar estas metas.

Autora: MNA EDC Mariane Gabriela Lugo Rodríguez / Maestra en Nutriología Aplicada – Especialista en Obesidad y Comorbilidades – Vocera de la Federación Mexicana de Diabetes A.C. / Céd Prof: 11799429 / marianelugo@gmail.com; IG/FB @NutriólogaMarianeLugo

 

Referencias:

  • Asociación Americana de Diabetes. Diabetes Care 2020 Jan; 43 (Suplemento 1): S48 – S65.
  • Asociación Americana de Diabetes. Diabetes Care 2020 Jan; 43 (Suplemento 1): S66 – S76.
  • Perichart O. Manual de lineamientos para la práctica de nutrición clínica. McGrawHill;2012.
Artículos Relacionados
FMD NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro Newsletter y mantente informado sobre las novedades de la FMD
TU EMAIL*
    
TU NOMBRE COMPLETO*