fbpx

Complicaciones cardiovasculares en la diabetes

Home / Corazón y riñón / Complicaciones cardiovasculares en la diabetes

Las enfermedades cardiovasculares como infarto agudo del miocardio y eventos vasculares cerebrales son las causas de mortalidad más comunes en personas con Diabetes Mellitus (tipo 1 y tipo 2). En comparación con personas que no tienen diabetes, la tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares es 4 veces más alta en pacientes que viven con diabetes.

 

Hay múltiples razones para que prestemos atención en la prevención, detección y tratamiento de las complicaciones cardiovasculares relacionadas con la diabetes, la primera es la prevalencia de la diabetes en nuestro país, en 2016 se estimaba que alcanzaba alrededor del 10%.  La segunda es la asociación innegable que la Diabetes Mellitus tiene con el sobrepeso y la obesidad, enfermedades que en México alcanzan una prevalencia del 70%, y, por último, el desconocimiento del diagnóstico, se estima que 1 de cada 2 adultos que vive con diabetes no lo sabe.

Las consecuencias de estos datos epidemiológicos, es que tenemos una proporción importante de casos de diabetes, muchos de ellos no diagnosticados y por lo tanto no controlados. Este descontrol metabólico deriva en lesiones microvasculares (que pueden afectar a vasos sanguíneos pequeños y causar daño en los ojos -retinopatía-, riñones -nefropatía- y nervios -neuropatía-) y lesiones macrovasculares (que afecta a venas y arterias y pueden ocasionar ataques cardiacos, accidente cerebrovascular, entre otros); este daño ocasionado puede ser irreversible y por lo tanto provocar la muerte.

 

También es importante mencionar que, a nivel del corazón se han identificado lesiones que, no sólo son producidas por las alteraciones en el tejido que recubre los vasos que rodean al corazón, si no que el descontrol glucémico tiene un impacto directo en las células del corazón, provocando alteraciones en el metabolismo normal de la célula y ocasionando inflamación que puede conducir a la muerte de la célula y crear una cicatriz en el corazón (también llamada fibrosis). A esta afección se le ha denominado Miocardiopatía Diabética, misma que incrementa la posibilidad para desarrollar insuficiencia cardiaca (imposibilidad del corazón de mantener un adecuado flujo sanguíneo a todos los órganos del cuerpo) en un paciente con Diabetes Mellitus en mal control de su glucosa.

 

El reconocer que, la primera manifestación de una persona con Diabetes Mellitus puede ser la insuficiencia cardiaca es de vital importancia para iniciar con un tratamiento oportuno y lograr una adecuada vigilancia. Toda persona con diabetes se puede clasificar en un estadio “A” de insuficiencia cardiaca, que de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés de American Heart Association), es aquella que presenta factores de riesgo como diabetes, obesidad, hipertensión arterial, tabaquismo, abuso de alcohol o antecedentes familiares de enfermedades cardiacas sin presentar daño en la estructura del corazón o síntomas como tos, debilidad, palpitaciones, etc. Por tanto, el médico puede solicitar estudios que permitan evaluar la estructura y función del corazón. Recuerda visitar a tu médico con regularidad; la detección oportuna, y su clasificación en aquellos que ya presenten algún grado de daño en el corazón permite generar cambios en el tratamiento y el estilo de vida que nos ayuden a frenar la evolución natural de la diabetes, prevenir complicaciones y mejorar la calidad de vida.

 

Como ya lo mencionamos antes, vivir con diabetes no es el problema, el descontrol de los niveles de glucosa es el principal factor desencadenante de las lesiones en nuestros órganos que produce esta condición. Es necesario que las personas, en equipo con su médico, sigan las indicaciones farmacológicas y no farmacológicas (cambios en el estilo de vida, dieta saludable, ejercicio, suspender el tabaquismo, bajar de peso, etc.) con el objetivo de reducir el riesgo de complicaciones cardiovasculares relacionadas con la diabetes y la mortalidad de esta condición.

Autora: Dra. Diana Romero Zertuche / Médico Adscrito al servicio de Gabinetes de la Unidad Médica de Alta Especialidad. Hospital de Cardiología. Centro Médico Nacional Siglo XXI / Céd Prof: 8536517 / caicardiovascular@gmail.com; tel: 52641980

 

Referencias:

  1. John B Buse, Deborah J Wexler, Apostolos Tsapas, et. al. 2019 Update To: Management of Hyperglycemia in Type 2 Diabetes, 2018. A Consensus Report by the American Diabetes Association (ADA) and the European Association for the Study of Diabetes (EASD). Diabetes Care actions 2020 Feb;43(2):487-493. doi: 10.2337/dci19-0066. Epub 2019 Dec 19.
  2. Piotr Ponikowski, Adriaan A Voors, Stefan D Anker, Héctor Bueno, John G F Cleland, Andrew J S Coats, Volkmar Falk, José Ramón González-Juanatey, et al. 2016 ESC Guidelines for the diagnosis and treatment of acute and chronic heart failure: The Task Force for the diagnosis and treatment of acute and chronic heart failure of the European Society of Cardiology (ESC). Developed with the special contribution of the Heart Failure Association (HFA) of the ESC. Heart Fail. 2016 Aug;18(8):891-975.
  3. Saldanha de Mattos Matheus A, Monteir L, Arnoldi R, et al. Impact of Diabetes on Cardiovascular Disease: An Update. International Journal of Hypertension. 2013
Artículos Relacionados
FMD NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro Newsletter y mantente informado sobre las novedades de la FMD
TU EMAIL*
    
TU NOMBRE COMPLETO*