fbpx

Problemas gastrointestinales y diabetes

Home / Diabetes tipo 1 / Problemas gastrointestinales y diabetes

El mantenimiento de un control inadecuado de la glucemia durante un espacio de tiempo prolongado  puede dar lugar a las llamadas complicaciones tardías de la diabetes. Dentro de ellas, las más conocidas son las que afectan al aparato circulatorio (macro y microangiopatías), pero también puede verse afectado el sistema nervioso, dando lugar a las llamadas neuropatías diabéticas (neuropatía motora, la sensitiva y la neuropatía autónoma o vegetativa).

El sistema nervioso vegetativo (o autónomo) es aquel que mantiene todas aquellas funciones que nosotros no podemos controlar voluntariamente: frecuencia y ritmo cardíaco, frecuencia respiratoria, sudoración, vaciamiento gástrico, peristaltismo o tránsito intestinal, etc.

Los trastornos gastrointestinales causados por la neuropatía autónoma son relativamente frecuentes. La afectación del tracto gastrointestinal se extiende desde el esófago hasta el ano, y la presentación clínica dependerá del tramo que se vea afectado, pudiendo originar retardo del vaciamiento gástrico y digestiones lentas, diarreas, incontinencia de heces, estreñimiento y/o dolor abdominal.

El estreñimiento y la diabetes

El estreñimiento es una de las complicaciones gastrointestinales entre las personas con diabetes, sobre todo en las que sufren algún tipo de neuropatía.

Una de sus causas puede ser debido a la existencia de una neuropatía autónoma generalizada. En estos casos, se produce una atonía del intestino (interrupción parcial o total del paso del contenido del intestino), con una disminución de la motilidad intestinal (acción fisiológica del aparato digestivo que se encarga de desplazar los alimentos desde la boca hasta el ano) en respuesta a la ingestión de un alimento. Esto ocasiona un defecto en el control nervioso del músculo liso del intestino, dando lugar a un incremento en el tránsito intestinal.

Es relativamente frecuente que el estreñimiento ocasionado por una neuropatía alterne con fases en que parece que la motilidad intestinal y el tránsito se normalizan, incluso una alternancia con algunas fases de diarrea.

¿Cómo tratar el estreñimiento?

Se debe empezar haciendo énfasis en los hábitos intestinales, entre los que cabe señalar la defecación tras la ingesta, el ejercicio físico regular y el mantenimiento de una hidratación adecuada.

Muchas personas con estreñimiento responden al tratamiento mediante un suplemento de fibra en la alimentación, aunque es más eficaz la fibra natural ingerida con los alimentos (legumbres, ensaladas y verduras, piel de las grutas, alimentos integrales, etc).

Si se presentan síntomas más severos, siempre con supervisión médica, puede ser necesario el uso intermitente de laxantes con solución salina o laxantes osmóticos.

Combatir el estreñimiento en las personas con diabetes pasa por llevar un control exhaustivo de los niveles de azúcar en sangre ya que una diabetes mal controlada puede causar neuropatías y con ello las complicaciones asociadas.

De esta manera se protegen los nervios de todo el cuerpo y se evita la aparición de neuropatías que impidan la llegada de señales al músculo del órgano que provoca las contracciones necesarias para expulsar las heces.

Ante cualquier síntoma de estreñimiento, acude a tu médico para una detección temprana de esta complicación y poder así atajar el tema lo antes posible.

Fuente: Bayer Diabetes Care

problemas gastrointestinales

Artículos Relacionados
FMD NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro Newsletter y mantente informado sobre las novedades de la FMD
TU EMAIL*
    
TU NOMBRE COMPLETO*