fbpx

Reflujo gastroesofágico

Home / Complicaciones / Reflujo gastroesofágico

El reflujo del contenido ácido del estómago hacia el esófago daña a este órgano, el origen del problema en la gran mayoría de los pacientes está en el mal funcionamiento del esfínter que se encuentra entre el esófago y el estómago.

Lo anterior puede agravarse por una hernia hiatal, que se define como el desplazamiento del estómago hacia el diafragma, esto hace que el esfínter se localice en el tórax, lo que puede alterar sus funciones mecánicas; sin embargo, su presencia por sí sola no determina que exista o no el reflujo. También en su ausencia se puede presentar reflujo cuando existe disminución de la presión normal de este esfínter.

Una complicación derivada de este problema es la broncoaspiración del contenido gástrico, que llega a causar serios trastornos broncopulmonares.

Existen hábitos  alimentarios y otros factores externos que disminuyen o destruyen la presión del esfínter esofágico inferior, como son:

  • Tabaquismo
  • Sobrepeso corporal
  • Ingestión de lípidos, chocolate, menta y alcohol
  • Resecciones quirúrgicas esofágicas
  • Colocación de endoprótesis endoscópicas debido a carcinomas

Cuidado nutricio

Con el fin de disminuir la distensión del estómago (que aumenta la acidez y facilita el reflujo), es recomendable dividir la dieta en cinco o seis tomas al día. Cada paciente deberá identificar y restringir los alimentos que incrementan en particular su malestar. Sin embargo, la mayoría de los pacientes sienten mejoría al eliminar el consumo de alimentos que contienen cafeína, que provocan irritación y agravan el problema inflamatorio, como son el café, el té y los refrescos.

Reducir el sobrepeso disminuye en gran manera las molestias y complicaciones del reflujo.

Recomendaciones puntuales:

  • Para incrementar la presión del esfínter: Aumentar el contenido de proteínas en la alimentación, disminuir las grasas, evitar el consumo de alcohol en especial el vino y evitar el tabaquismo.
  • Para desinflamar el estómago: evitar irritantes como jugos cítricos, jitomate, café y refrescos, así como evitar aquellos alimentos que el paciente asocie con ardor.
  • Para mejorar el vaciamiento del estómago: esperar mínimo 2 entre la cena y el tiempo de irse a dormir, reducir el volumen de las comidas.
  • Para disminuir el reflujo: en dado caso de tener sobrepeso u obesidad se deberá disminuir de peso, beber pocos líquidos durante la comida y preferir consumirlos entre las comidas.
  • Evitar la goma de mascar, evitar fumary utilizar ropa cómoda.

Fuente: Nutriología Médica/ Martha Kaufer-Horwitz, Ana Bertha Pérez-Lizaur, Pedro Arroyo. 4ª edición. México DF.: Editorial Médica Panamericana, 2015.

Artículos Relacionados
FMD NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro Newsletter y mantente informado sobre las novedades de la FMD
TU EMAIL*
    
TU NOMBRE COMPLETO*