fbpx

Obesidad y sobrepeso, factores de prediabetes infantil

Home / Noticias / Obesidad y sobrepeso, factores de prediabetes infantil

La celebración del Día del Niño es sinónimo de alegría, festejos y regalos para los pequeños, pero también es una ocasión que permite alertar sobre la diabetes infantil.

 

La prediabetes es la antesala de la diabetes tipo 2, misma que anteriormente se presentaba en  adultos. Sin embargo, recientemente se ha observado un incremento de esta condición en la población infantil. De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 90% de los casos identificados son del tipo 2 y esto se debe en gran medida al sobrepeso y a la inactividad física.

 

En la prediabetes los niveles de azúcar en sangre son más elevados de lo normal, pero no tan altos como los de la diabetes, sin embargo, la prevalencia de obesidad y sobrepeso en los niños los vuelve mayormente vulnerables. En 2012,  en los menores en edad escolar en 2012 de acuerdo a la OMS, fue de 34.4%, representa más de cinco millones de niños con obesidad y sobrepeso a nivel nacional.

 

La prediabetes es silenciosa, lo que quiere decir que un niño podría vivir con ella sin darse cuenta ni hacerlo visible ante sus padres. La buena noticia es que  puede ser reversible si se adoptan medidas sencillas en la vida diaria y se pone atención también a otros síntomas como:

 

  • Siente sed excesiva. Esto porque el cuerpo hace un esfuerzo mayor por equilibrar los niveles de azúcar en exceso del cuerpo.
  • Orina frecuente. Este síntoma está directamente ligado a la sed en exceso de manera que, si el niño aumenta el consumo de líquidos, tendrá más visitas al baño.
  • Incremento en la ingesta de alimentos (más allá de lo normal).
  • Heridas e infecciones que no se curan rápidamente. Cuando un niño se cae y su lesión dura más de dos días sin sanar.
  • Cansancio anormal. Si hay un cambio en la actividad y el niño presenta fatiga, debilidad o está aletargado todo el tiempo.
  • Visión borrosa. La prediabetes afecta los vasos sanguíneos, incluyendo la visión.

 

 

La prediabetes puede controlarse si trabajamos en ello, los estudios muestran que aquellas personas con prediabetes pueden prevenir o retrasar el desarrollo de diabetes tipo 2 hasta casi un 58% realizando cambios en su estilo de vida.

 

Los especialistas recomiendan que las personas con prediabetes reduzcan su peso entre un 5 y 10% y participen en alguna actividad física por lo menos durante 30 minutos al día. Para algunas personas con prediabetes, una intervención temprana puede retroceder el tiempo y regresar los niveles elevados de glucosa en sangre a un rango normal, comentó el Dr Omar Toledo, Gerente Médico de diabetes en Merck Group.

 

La presencia de la prediabetes entre los niños en cada vez más latente y es necesario poner atención en su conducta, alimentación y peso, ya que un niño que hoy tiene prediabetes, mañana puede ser un adolescente con diabetes tipo 2 que debido a la etapa en la que se encuentra en donde presenta cambios físicos, psicológicos y hormonales propios de la edad, se podría complicar el control del tratamiento.

 

Artículos Relacionados
FMD NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro Newsletter y mantente informado sobre las novedades de la FMD
TU EMAIL*
    
TU NOMBRE COMPLETO*