¿Cómo perder el miedo a la diabetes?

Home / Diabetes tipo 1 / ¿Cómo perder el miedo a la diabetes?

Tengo 17 años con Diabetes tipo 1, fui diagnosticada a los 9 años de edad. Actualmente soy licenciada en psicología y educadora en diabetes. La diabetes para mí es un camino y el control de la misma es una decisión diaria. En este momento estudio una Maestría, y mi mayor motivación es informar y trabajar acerca de todo lo que tenga que ver con Diabetes.

Pero no siempre fue así, en mi caso lo más duro fue la adolescencia. Justo la etapa en donde la formación de mi identidad se contraponía con mi diagnóstico de diabetes. Quería ser como todos mis amigos, sana, sin inyecciones, sin monitoreo, sin ejercicio, y comer todo lo que quisiera. Eso pensaba a los 15 años de edad. Me sentí perdida. Y comenzó el duelo.

Un proceso de duelo se produce por la pérdida de una persona o cosa amada y conlleva síntomas físicos y emocionales. Precisa un tiempo diferente para cada persona; puede llevar meses, incluso años. Y es un proceso que se divide en varias etapas: negación, ira o frustración, negociación, depresión y aceptación.

Es necesario y sano vivir este duelo. La mayoría de las personas que viven con diabetes se queda en la etapa de la negación, que es ignorarla, o vivir simplemente como si no se tuviera nada. Es el camino más fácil, pero es un camino falso que sólo nos llevará, en poco o mucho tiempo, a las complicaciones. El tiempo varía en cada persona, pero el resultado siempre es el mismo.

¿Cómo se pierde el miedo a la Diabetes? Lo primero es informarse, sólo le tenemos miedo aquello que no conocemos, y que no entendemos. Con la diabetes hay mucho que aprender, así que tenemos que recurrir al grupo interdisciplinario de especialistas que incluye médico, nutriólogo y educador en diabetes. No podemos ni debemos sólo guiarnos por la información o comentarios que nos brinden nuestros familiares, amigos o conocidos. Por más cariño que les tengamos sólo los especialistas son los que nos pueden decir con certeza qué hacer y qué dejar de hacer. Cuando te informas tu camino se alumbra, es como poner una antorcha en un pasaje oscuro y te permite tomar tus propias decisiones de una manera correcta.

También está la parte emocional, la cual es muy importante complementarla con la información. Estas dos van de la mano. Si el paciente no elabora su proceso de duelo simplemente no podrá con su tratamiento. Mente y cuerpo siempre están conectados, no pueden separarse y si una parte no se encuentra bien la otra tampoco va a estarlo.

Yo acudí con un psicólogo que me ayudó a afrontar y elaborar mi proceso de duelo de una manera positiva, y me llevó a la completa aceptación de mi diabetes. No se avergüencen de acudir con un terapeuta, todos necesitamos la orientación de un psicólogo en alguna etapa de nuestra vida y eso no significa que estamos “locos”. La locura más bien sería darnos cuenta de que algo no está bien en nosotros y no hacer nada para cambiarlo.

Una parte importante para perder ese miedo es también integrarte en grupos, convivir con personas con el mismo diagnóstico que tú; eso te ayuda a que te des cuenta de que no estás solo, que no eres el único, y te permite ver a la diabetes como algo natural en tu vida. Integra también a tu familia en este equipo.

Y recuerda, no somos diabéticos, somos personas que vivimos con diabetes. Tener diabetes no es lo que nos define, es sólo una característica entre las miles que tenemos.

No te limites, las limitaciones se las pone uno mismo. La diabetes es tomar decisiones diarias, y para tomar las mejores tenemos que aprender acerca de ella, aceptarla e integrarla en la vida.

Lic. Nora Jazmine Ortega López 
Psicóloga y Educadora en Diabetes 
noraortega5@hotmail.com 
(044) 81 80 91 31 25 – 82 82 37 08

perder el miedo a la diabetes

Artículos Relacionados