Beneficios del ejercicio

Home / Ejercicio / Beneficios del ejercicio

Realizar actividad física es muy importante si tienes diabetes tipo 1 y esencial si tienes diabetes tipo 2, ya que forma parte de tu tratamiento. En cualquiera de los dos casos, practicar algún tipo de ejercicio físico de forma constante te ayudará a:

 

  • Aumentar tu energía reducir el estrés.
  • Reducir tu nivel de azúcar en sangre y tu presión arterial.
  • Bajar tu nivel de colesterol.
  • Mejorar la capacidad de tu cuerpo para absorber la insulina.
  • Mantener fuertes tu corazón, tus huesos y flexibles tus articulaciones.
  • Reducir el riesgo de caídas.
  • Disminuir la cantidad de grasa corporal y por tanto, a bajar de peso.

 

¿Qué debes hacer antes de empezar un programa de actividad física?

 

Si te animas a iniciar un programa de actividad física, es imprescindible que se consultes previamente con tu equipo de salud. En función de tu tratamiento, te dirán qué tipo de ejercicios son más adecuados para ti. Coméntales qué tipo de actividad te gustaría realizar y ver juntos si es factible para ti. Siempre será más fácil ser constante si disfrutas con lo que haces.

Después de consultarlo, deberías decidir exactamente qué vas a hacer: el tipo de actividad, la ropa y los artículos que vas a necesitar, los días y horas a las que vas a hacer deporte, la duración, el calentamiento y los estiramientos, cómo evaluarás tu progreso…

Una buena manera de hacer deporte es en compañía. ¿Por qué no buscas a un amigo con quien compartirlo? Es más fácil mantenerse activo si haces ejercicio con alguien. ¡Os podréis motivar y apoyar mutuamente!

También es muy recomendable que lleves un registro de tu actividad física. Si cada vez que hagas ejercicios escribes cuándo y por cuánto tiempo lo has hecho, así como tus niveles de azúcar, podrás ver cuál es tu progreso y cómo la actividad física influye en tu nivel de azúcar.

Para mantener un estilo de vida activo es importante que encuentres qué actividades te gusta hacer. Si a veces pones excusas para no hacer deporte… Piensa por qué lo haces. ¿Son realistas tus metas? ¿Debes cambiar de actividad? ¿Debes hacer deporte en otro momento del día? Sigue intentándolo hasta encontrar la rutina que mejor se adecúe a tus necesidades. La actividad física es un hábito.

Cuando lo tengas, te preguntarás: ¿Cómo he podido vivir hasta ahora sin él?

 

Extraído del vídeo “Actividad física y diabetes” producido por Bayer. Fuente: National Diabetes Information Clearinghouse (NDIC), un servicio del National of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK). National Institutes of Health (USA).

beneficios del ejercicio

Fuente: Ascencia Diabetes Care

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario

Consejos para mantenerte activoSe aprueba nuevo tratamiento para hepatitis C en México