Alimentos funcionales

Home / Nutrición / Alimentos funcionales

Y la importancia de su validación científica.

alimentos 13.56.56

Por Marytere Narváez

 

Ruth Pedroza Islas, investigadora del Departamento en Ingeniería y Ciencias Químicas de la Universidad Iberoamericana, impartió la conferencia Alimentos funcionales en el Campus de Ciencias Exactas e Ingenierías de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), en la que, además de promover la participación en la convocatoria del Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos 2016, dio a conocer entre la comunidad universitaria el portal de difusión científica sobre alimentación Hablemos Claro.

 

 

“Los alimentos funcionales son aquellos que aportan un beneficio a la salud más allá de proveer nutrimentos necesarios para la función del organismo, sino que tienen algún compuesto que tiene un efecto específico en la salud, y ese compuesto se denomina bioactivo o compuesto funcional”, indicó la investigadora en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt.

 

De acuerdo con Pedroza Islas, quien forma parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con nivel II, el término de alimentos funcionales surge en Japón en 1980, cuando el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar en el Japón se percató de que la esperanza de vida había aumentado en este país gracias a que los avances en el campo de la medicina contribuyeron a disminuir las muertes por enfermedades transmisibles, pero todavía se presentaban problemáticas en la calidad de vida que tenían repercusiones en la aparición de padecimientos como el cáncer, la diabetes y la osteoporosis.

 

“Esto llevó al Ministerio de Salud de Japón a un gran proyecto llamado Análisis y desarrollo sistemático de la función de los alimentos, y es a partir de este que surge el término funcional”, señaló Pedroza Islas.

 

A la fecha, se cuenta con más de 650 alimentos registrados en la categoría de alimentos funcionales porque han demostrado sus efectos benéficos en la salud. Por ejemplo, el trigo está presente en dos de los efectos posibles debido a que tiene lipopolisacáridos que estimulan el sistema inmune y a la vez tiene L-glutamina, que actúa para la salud de las mucosas nasales en el sistema digestivo.

 

Actualmente ya están identificados muchos de los componentes que tienen beneficios para la salud, así como existe una variedad de componentes bioactivos que pueden ser aislados o comercializados como suplementos alimenticios. De acuerdo con la investigadora, el enfoque actual de los alimentos y bebidas funcionales está orientado en tres aspectos: la salud digestiva, enfocada principalmente en prebióticos, probióticos y fibra; la salud cardiovascular, entre los que encontramos los flavonoides presentes en frutas, tés, chocolates y vitaminas del grupo B; y el sistema inmune, en el que intervienen vitaminas, prebióticos y probióticos.

 

Una de las áreas emergentes en el campo de las bebidas es el uso para fines de relajación en contratendencia con las bebidas energéticas. “La gente sabe que el estrés será una enfermedad de este siglo y hay una tendencia a buscar lo que relaja, como jugo de cereza e infusiones; para la salud y el cuidado de la piel tendríamos menta, pepino, limón y jengibre, entre otros; para la tercera edad, se recomienda con especial énfasis el consumo de antioxidantes, y es importante que consideremos que cada grupo de edad tiene una problemática”, señaló.

Hablemos Claro: ciencia y alimentación

 

Hablemos Claro es un portal de divulgación de la ciencia de la Universidad Iberoamericana surgido a partir de la necesidad de informar correctamente a la población en torno al consumo de alimentos. “Los alimentos son blanco de mucha información infundada y de muchos mitos que van promoviendo modas que pueden ser perjudiciales para la salud, por lo que decidimos dar información basada exclusivamente en evidencia científica, desde un punto de vista neutral”, expresó la investigadora.

 

Los alimentos funcionales son el tema seleccionado para tratarse durante el mes de junio en el portal, y entre las investigaciones encontradas destacan productos como el amaranto y el nopal. Semanalmente, en la plataforma se publican noticias redactadas por colaboradores adscritos a diversas instituciones públicas y privadas de investigación, en las que se informa de manera sencilla los avances en materia de ciencia y tecnología de alimentos. “Explicamos a nuestros lectores lo que hay en los alimentos, de qué están compuestos y cuál es su función, por qué llevan aditivos, qué función tiene cada uno de estos y, sobre todo, señalamos cuáles de estos aditivos están aprobados por la regulación internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, apuntó.

 

El portal inicia en el año 2012 y recibe diariamente visitas de lectores de diversos países de América Latina. Pedroza Islas agregó que los investigadores se cercioran de la seriedad de la información y trabajan con científicos nacionales e internacionales que se han sumado al esfuerzo de acercar la ciencia a la sociedad. “Nosotros estamos tratando de decir a la gente que se informe, que consuma con decisiones fundamentadas y, sobre todo, que no tenga miedo a los alimentos que ahora se producen mediante biotecnología, pues existe un respaldo científico del sinnúmero de pruebas que demuestran fehacientemente su inocuidad”, señaló.

Fuente: Agencia Informativa Conacyt

Artículos Relacionados
FMD NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro Newsletter y mantente informado sobre las novedades de la FMD
TU EMAIL*
    
TU NOMBRE COMPLETO*