fbpx

¿Cómo saber si tengo deficiencia de vitaminas?

Home / Vitaminas y diabetes / ¿Cómo saber si tengo deficiencia de vitaminas?

Autora: Dra EDC Martha Rangel Hernández / Médico Familiar en la Unidad de Medicina Familiar No. 62 del IMSS / Céd Prof: 6384229 / martha.rangelh@hotmail.com; Fb: Educadora en Diabetes Martha Rangel Hernández

Las deficiencias vitamínicas son frecuentes cuando no existen adecuados hábitos de alimentación y no se tiene una dieta completa y balanceada. Los síntomas suelen ser al inicio sutiles y de no detectarse y tratarse a tiempo, se pueden agravar. Nuestro cuerpo se mantiene en un perfecto equilibrio y requiere de macro y micronutrientes para su adecuado funcionamiento.

 

A continuación, mencionaremos algunos datos clínicos que suelen presentarse en personas con deficiencia de micronutrientes: vitaminas y minerales.

 

Deficiencia de Vitamina A: un síntoma temprano es la ceguera nocturna. Al poco tiempo, el blanco de los ojos (conjuntiva) y las córneas se resecan y se engrosan (xeroftalmía). Pueden aparecer depósitos espumosos en el blanco de los ojos y úlceras corneales. Es una causa frecuente de ceguera en países en vías de desarrollo. La piel se vuelve seca y escamosa. El sistema inmunitario no funciona normalmente lo que aumenta la probabilidad de infecciones, sobre todo en los lactantes y en los niños, en quienes, además, ralentiza el crecimiento y el desarrollo.

 

Deficiencia de Vitamina B1(tiamina): puede causar debilidad, fatiga y alteraciones neurológicas (irritabilidad o depresión). La manifestación más grave sería una enfermedad llamada beriberi (pérdida del apetito, debilidad, dolor en las extremidades, dificultad para respirar e inflamación en pies o piernas; se presenta en los adultos).

 

Deficiencia de Vitamina B2 (Riboflavina): su carencia se manifiesta como lesiones en la piel (dermatitis) y las mucosas (úlceras bucales e inflamación de la lengua), comezón en los ojos, lagrimeo y visión borrosa. También puede producir anemia. Suelen tener carencia de esta vitamina los vegetarianos estrictos o bien la existencia de problemas de absorción intestinal.

Deficiencia de Vitamina B3 (Niacina): el déficit grave se llama pelagra y se da en estado de desnutrición grave originando dermatitis, diarrea y demencia.

 

Deficiencia de Vitamina B5 (ácido pantoténico) y B8 (biotina): dermatitis, alopecia, somnolencia, infecciones por hongos e hipotonía (disminución del tono muscular).

 

Deficiencia de Vitamina B6 (piridoxina): la deficiencia de esta vitamina produce úlceras en la boca y lengua, irritabilidad, confusión y depresión.

 

Deficiencia de Vitamina B9 (ácido fólico): el déficit de ácido fólico puede causar retraso del crecimiento, inflamación de la lengua, úlceras en la boca, úlceras gástricas y diarrea. También puede producir algún tipo de anemia.

Vitamina B12 (Cobalamina): el déficit de cobalamina da lugar a la llamada anemia perniciosa en la que disminuyen los glóbulos rojos y en los niños es una enfermedad hereditaria ya que nacen sin el factor intrínseco (elemento de la sangre) por lo que el intestino no puede absorber la Vitamina B12. Los niveles bajos de Vitamina B12 pueden ocasionar también adormecimiento y hormigueo de brazos y piernas, debilidad, diarrea, cansancio, palidez, dificultad para respirar y pérdida del equilibrio.

 

Deficiencia de vitamina C: cansancio y debilidad, encías inflamadas que sangran fácilmente en la base de los dientes, hemorragias en la piel y otras hemorragias. Por ejemplo, sangrado nasal, sangre en la orina o en las heces, estrías hemorrágicas debajo de las uñas y anemia. La carencia subclínica de vitamina C también puede ocasionar una cicatrización lenta de las heridas o úlceras.

 

Deficiencia de Vitamina D: muchas veces no se presentan síntomas. Sin embargo, en algunas ocasiones la falta de este tipo de vitamina puede producir cansancio, dolor o debilidad muscular, sobre todo en la parte inferior de la espalda y en las caderas.

 

Vitamina E: Una deficiencia grave de vitamina E provoca principalmente síntomas neurológicos, inclusive equilibrio y coordinación deficiente (ataxia), daños en los nervios sensoriales (neuropatía periférica), debilidad muscular, y daños en la retina del ojo.

 

Vitamina K: La deficiencia grave de vitamina K puede provocar hematomas (moretones) y problemas de sangrado debido a que la coagulación de la sangre es más lenta. La deficiencia de vitamina K podría reducir la fuerza de los huesos y aumentar el riesgo de osteoporosis ya que el cuerpo necesita la vitamina K para la salud ósea.

 

Los requerimientos de minerales son menores comparados con las cantidades necesarias de vitaminas. Sin embargo, tener una deficiencia de algún mineral puede causar serios problemas en nuestro organismo.

Deficiencia de Magnesio: debido a que el magnesio está relacionado con la función de la mitocondria en las células y esta a su vez con la producción de energía, su deficiencia se nota en un rendimiento físico bajo y en la lentitud de la curación de heridas. Además puede existir dolor corporal, estreñimiento, calambres musculares, insomnio, dolores de cabeza, fatiga y aumenta el riesgo de desarrollar preeclampsia en las mujeres embarazadas.

 

Deficiencia de Calcio: un nivel bajo de calcio en la sangre puede afectar la función del sistema nervioso (confusión mental, alucinaciones, pérdida de la memoria y hasta depresión). También puede producir rigidez y dolor muscular, presión arterial baja y arritmias cardiacas, dermatitis y eczema.

 

Deficiencia de Fósforo: pérdida del apetito, ansiedad, dolor óseo, huesos frágiles, rigidez y dolor en las articulaciones, fatiga, respiración irregular, irritabilidad, debilidad y cambios en el peso corporal.

 

Deficiencia de Hierro: la deficiencia clásica es la anemia y entre los síntomas encontramos cansancio, dificultad para respirar, mareos, dolor de cabeza, piel pálida, manos y pies fríos, uñas débiles. Otros síntomas de deficiencia de hierro pueden ser antojos de artículos no comestibles como el hielo, pintura, almidón, arcilla o tierra.

 

Como puedes darte cuenta la deficiencia de vitaminas y minerales puede parecerse a otras enfermedades. Por ello  será tu médico quien se encargará de diferenciar entre un diagnóstico y otro. ¡No te automediques y aliméntate sanamente!

REFERENCIAS:

  1. saludpublica.mx. Deficiencia de vitaminas y minerales en México. Una revisión crítica del estado de la información: 1. Deficiencia de minerales. Consultado el 20 de julio del 2020.
  2. http://www.digestivo.fmed.edu.uy/Bioquimica/VitaminasyMinerales. Consultado el 20 de julio del 2020.
  3. David A. Bender, PhD. Bioquímica de Harper: Micronutrientes: vitaminas y minerales. Edit. Manual Moderno, México, 2004, 16 edición.
Artículos Relacionados
FMD NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro Newsletter y mantente informado sobre las novedades de la FMD
TU EMAIL*
    
TU NOMBRE COMPLETO*