fbpx

El medidor de glucosa

Home / Automonitoreo / El medidor de glucosa

Los medidores de glucosa son dispositivos que miden la concentración de glucosa en sangre (glucemia). Se utilizan para medir la glucosa en sangre y poder tomar medidas necesarias controlarla. En el procedimiento se utilizan tiras reactivas sobre las que se deposita una pequeña cantidad de sangre, éstas son valoradas por el medidor.

 

Dada la prevalencia de diabetes en todo el mundo, la evolución de los dispositivos de monitoreo de glucosa en sangre es indispensable para la salud mundial. Para decidirse entre un monitor u otro dependerá de las necesidades de cada persona. Antes de comprarlo será necesario tener en cuenta varios factores, como la facilidad de uso y transporte, las unidades de medición de la glucosa en sangre o la presencia de un chip de codificación.

 

  • Facilidad de uso: la interfaz del monitor de glucosa debe ser intuitiva (manejo sencillo y práctico), además de mostrar claramente los resultados y/o su descripción. Algunos modelos disponen de una pantalla táctil, cómoda y fácil de usar; lo ideal es que el dispositivo tenga las dimensiones y una forma que se adapte a tu mano

 

  • Facilidad de transporte: dado que el paciente que vive con diabetes necesita hacer la medición en cualquier lugar y a cualquier hora del día, la facilidad de transporte del dispositivo es indispensable; se recomienda eligir los modelos más compactos y ligeros

 

  • Unidades de medición de la glucosa en sangre: dependiendo del modelo de monitor de glucosa los resultados se visualizarán en g/l (gramo por litro), mg/dl(miligramo por decilitro) o mmol/l [milimoles por litro(para medidores de glucosa adquiridos en el extranjero)]. Estos valores pueden confunidr a las personas que viven con diabetes, por lo que es necesario consultar con su profesional de la salud y leer el instructivo de uso del dispositivo

 

  • Presencia de un chip de codificación: algunos medidores de glucosa deben utilizarse con el chip específico que incluye cada paquete de tiras, el cual se desechará cuando se termine dicho paquete

 

Principales criterios a la hora de adquirir un glucómetro:

  • Utilización sencilla
  • Transporte fácil
  • Unidades de medición
  • Requiere o no de un chip de codificación

 

¿Cómo usarlo?

En los glucómetros más comunes para la toma de muestras de sangre se recurre a un disparador de lacentas (lancetero), lancentas y tiras reactivas compatibles con el dispositivo. Estos elementos suelen venderse en kit (paquete que incluye los tres elementos) con el glucómetro (una vez que se terminan, las tiras y lancetas se compran en farmacias); los glucómetros de tiras son los más precisos.

 

Técnica de automonitoreo

  1. Tener listos todos los insumos (lancetas, monitor de glucosa, tiras reactivas, toallitas con alcohol, contenedor de desechos peligrosos)
  2. Lavarse las manos con agua y jabón, secarse
  3. Elegir un dedo para obtener la muestra (preferir dedo medio al meñique) sobre los cantos del dedo
  4. Colocar la gota de sangre en la tira reactiva que previamente se inserta en el monitor de glucosa
  5. Anotar el resultado en una libreta (diario de control)

 

La herramienta para hipoglucemias y días de enfermedad

Hipoglucemias

La hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en sangre) es uno de los principales factores limitantes para el buen control de la glucemia en las personas que viven con diabetes (ya sea tipo 1 o tipo 2). Su frecuencia va estrechamente asociada al uso de insulinas y secretagogos (sulfonilurea, metiglinidas), especialmente en aquellas personas con diagnóstico de larga evolución y terapia intensiva.

 

La American Diabetes Association (ADA) establece el nivel de glucemia para definir la hipoglucemia en adultos en 70 mg/dL, clasifica a las hipoglucemias en:

  • Nivel de alerta glucémico (<70mg/dl), se puede tratar con hidratos de carbono de acción rápida
  • Hipoglucemia clínicamente significativa (<54 mg/dl)
  • Hipoglucemia severa (no hay punto de corte definido), se asocia a disfunción cognitiva y requiere ayuda externa

 

El principal objetivo para tratar la hipoglucemia se basa en detectarla y atenderla lo más rápidamente posible para alcanzar un nivel seguro de glucemia basal, aliviar rápidamente los síntomas derivados y alejar el riesgo de complicaciones mayores. En caso de confirmar una hipoglucemia a través del monitoreo de glucosa se debe ingerir entre 15 y 10 gramos de hidratos de carbono de rápida absorción (jugo, mermelada, miel), esperar 15 minutos y volver a medir; si el resultado persiste a  ≥100 mg/dl deberá ingerir nuevamente 15 gramos de hidratos de carbono.

 

Actualmente existen en el mercado tabletas de glucosa que permiten la administración de una cantidad precisa y calculada de hidratos de carbono y una respuesta a la hipoglucemia más predecible y adecuada (en comparación con otras fuentes de este nutrimento como refresco azucarado, jugo de fruta, golosinas).  Cada tableta tiene 4 gramos de glucosa, el hidrato carbono simple de más rápido efecto contra la hipoglucemia.

Días de enfermedad

Cualquier enfermedad provoca que el organismo entre en un estado de estrés, cuando esto sucede se producen hormonas que ayudan al cuerpo a combatir la enfermedad, estas envían una señal al hígado para que libere azúcar (energía) necesaria para combatirla; provocando así que aumente el azúcar en sangre. Las enfermedades agudas pueden causar que los niveles de azúcar en sangre se salgan de control.

 

El nivel de glucosa en sangre puede aumentar aún antes de que sepas que estás enfermo.

 

Si obtienes varios resultados altos de manera repentina y sin explicación aparente, es posible que te esté comenzando una gripe o alguna enfermedad.

  • Revisa tu glucosa cada 2 a 4 horas cuando estés enfermo, especialmente si estás vomitando
  • Anote los resultados en tu registro diario
  • Informa a tu médico y/o Educador(a) en diabetes de algún resultado fuera de tus parámetros normales de glucosa

 

Cuando te encuentres enfermo, nunca omitas tu inyección de insulina o tus medicamentos sin la indicación de tu médico tratante.

Autora: Mtra ED Verónica Espinosa López / Vocera de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. / Céd Prof: 3168952

Referencias:

1.Khunti K, Alsifri S, Aronson R, et al. Rates and predictors of hypoglycaemia in 27. 585 people from 24 countries with insulin treated type 1 and type 2 dia-betes: the global HAT study, Diabetes Obes Metab. 2016 Sep; 18(9): 907-915

2.Clayton D, Woo V, Yale JF, et al. Hypoglycemia Canadian Diabetes Association 2013 Clinical Practice Guidelines for the Prevention and Management of Diabetes in Canada: pharmacologic management of type 2 diabetes. Can J Diabetes 2013;37:S69-S71.

3.StandardsofMedical CareinDiabetes 2017. DiabetesCare 2017;40 (Suppl 1):S53-S55.

4. Mata-Cases M, Franch-Nadal J, Real J, Mauricio D. Glycaemic control and antidiabetic treatment trends in primary care centres in patients with type 2 diabetes mellitus during 2007-2013 in Catalonia: a population-based study, BMJ Open Oct 2016, 6(10) e012463.

5.Shehab N, Lovegrove MC, Geller AI, et al. US Emergency Department Visits for Outpatient Adverse Drug Events, 2013-2014. JAMA. 2016 Nov 22;316(20):2115-2125

6.Franz, Marion J. Editor,Diabetes ManagementTherapies, A Core Curriculumfor Diabetes Education,Fourth Edition, 2001. p.264

7.Escorcia S. Hipoglucemia por fármacos antidiabéticos, Revista de Endocri-nología y Nutrición Vol. 17, No. 3 Julio-Septiembre 2009:120-128.

8.American Diabetes Association, Clinical Practice Recommendations 2007: NutritionRecommendations and Interventions for Diabetes, Diabetes Care, 30: Supplement 1: S60, 2007.

Artículos Relacionados
FMD NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro Newsletter y mantente informado sobre las novedades de la FMD
TU EMAIL*
    
TU NOMBRE COMPLETO*