Comparte vida libre de hepatitis C

Home / Noticias / Comparte vida libre de hepatitis C
  • En México se donan cinco mil unidades diarias de sangre y sus derivados
  • Desde 1994 se hacen pruebas a los donantes para eliminar riesgos de contagio

 

Ciudad de México, 12 de junio de 2018.– Uno de los objetivos de la conmemoración del Día Mundial del Donante de Sangre 2018 es fomentar la participación y garantizar el cumplimiento de los principios de la donación voluntaria no remunerada y lograr un suministro de sangre suficiente, segura y sostenible.

En México, datos del Centro Nacional de Transfusión Sanguínea (CNTS) refieren que en el  país son donadas en promedio cerca de cinco mil unidades de sangre, las cuales provienen principalmente de familiares y amigos.

Si bien, en materia de salud, la sangre humana y sus componentes con fines terapéuticos  son una fuente de vida, previamente a tener pruebas de detección de hepatitis C,  las transfusiones de productos sanguíneos fueron un vehículo de contagio de esta enfermedad.

“El virus de la Hepatitis C se transmite por contacto sangre-sangre contaminada por lo que personas que hayan recibido una transfusión de productos sanguíneos como son plaquetas, plasmas o paquetes globulares previo a 1994 deben de realizarse una prueba de anticuerpos de Hepatitis C,”, explicó Ruby Chirino, directora médica de Gilead México.

Para garantizar la seguridad de la sangre donada, desde 1994 se hacen pruebas a los donantes para detectar cualquier enfermedad que se pudiera contagiar y en 2012 entró en vigor la Norma Oficial Mexicana NOM-253-SSA1 que establece los requisitos para la donación.  Por lo anterior las transfusiones previas a ese año (1994) son las que se consideran como un factor de riesgo para la hepatitis crónica por virus C.

“Hasta 1994 la principal fuente de contagio de la Hepatitis C eran las transfusiones de sangre y sus derivados, pero hoy en el país ya tenemos antivirales de acción directa que curan esta enfermedad y está disponible en todas las instituciones de salud pública,”, subrayó Miriam Castellot, coordinadora del grupo de autoayuda “Unidos por una vida mejor”.

Miriam Castellot recomendó a quienes fueron rechazados como donadores de sangre, realizarse una prueba rápida de hepatitis para descartar que sean portadores del virus de la hepatitis C.

 

Los factores de riesgo por los cuales se puede contagiar la Hepatitis C son:

  • Transfusión sanguínea o trasplante de órganos, en especial los realizados antes de 1995.
  • Contacto con la sangre de una persona infectada.
  • Tatuajes o perforaciones corporales (piercing) (con instrumentos no esterilizados).
  • Acupuntura o podología con instrumentos no esterilizados.
  • Tratamiento dental (con instrumentos no esterilizados).
  • Tratamiento de diálisis.
  • Relaciones sexuales con múltiples parejas y sin protección.
  • Diagnóstico de VIH.
  • Consumo de drogas inyectables o intranasales.
  • Si tu madre tenía hepatitis cuando naciste.

 

Una vez realizada la prueba, el médico indicará si fueron detectados anticuerpos del virus de la hepatitis C. De ser positivo se debe realizar una prueba de confirmatoria. Si la prueba confirmatoria  es positiva la persona es portadora de Hepatitis crónica por virus C. Esta enfermedad tiene en la actualidad tratamiento que permite curar a la mayoría de los pacientes.

 

Acerca de “Unidos por Una Vida Mejor”:

Es una organización de la sociedad civil (OSC) fundada en Mexicali, Baja California, dedicada a dar información a los enfermos de hepatitis C, familiares o al público en general. Ofrecemos pláticas con médicos especializados, dinámicas y congresos.

Artículos Relacionados