Hidratación en condiciones laborales extremas

Home / Bienestar / Hidratación en condiciones laborales extremas

 

 

 

19/07/2010 ALICANTE.- UN OBRERO SE REFRESCA DEBIDO AL CALOR QUE JAN PROBOCADO LA SUBIDA DE TEMPERATURAS / FOTO: CARLOS RODRÍGUEZ

 

LA IMPORTANCIA DE UNA CORRECTA HIDRATACIÓN EN CONDICIONES LABORALES EXTREMAS

Hidratación en condiciones laborales extremas

 

Algunas actividades laborales, como las que realizan obreros, albañiles, campesinos, mineros y soldados, entre otros, requieren un gran esfuerzo físico durante muchas horas, con pocos períodos de descanso y en ocasiones con oportunidades limitadas para el consumo de líquidos, por lo que este tipo de trabajadores tienen alto riesgo a deshidratarse. De hecho, la deshidratación es común en personas que trabajan en ocupaciones de alta demanda física y sus hábitos cotidianos de consumo de agua o líquidos pueden no ser adecuados para prevenirla. 1 Asegurar que los trabajadores estén adecuadamente hidratados es una de las intervenciones más eficaces para asegurar su desempeño y bienestar.

 

Algunas consecuencias de la deshidratación en el entorno laboral son: 2-4

 

  • Incrementos de la temperatura corporal y de la frecuencia cardiaca, acompañados por aumento en la sensación del esfuerzo percibido para realizar una tarea.
  • Disminución de la capacidad de trabajo físico cuando la deshidratación es superior a la pérdida de 2% del peso corporal.
  • Influencia negativa en la toma de decisiones y en el rendimiento cognitivo, lo que contribuye a la disminución de la productividad y mayor riesgo de accidentes de trabajo.

 

Consejos prácticos para la hidratación adecuada en condiciones laborales extremas:5

  • Pedir a los trabajadores que consuman líquidos durante el trayecto al sitio de trabajo, para que lleguen bien hidratados y así comiencen sus labores del día.
  • Proporcionar a cada trabajador un recipiente personal con 2 litros de bebida para que lo tengan lo más cerca posible de su lugar de trabajo, los trabajadores deberán de consumir el contenido y rellenarlo cada 2 a 3 horas. Se sugiere que el trabajador consuma la cantidad de agua que le sea necesaria para evitar la deshidratación, en situaciones extremas y excepcionales algunos trabajadores tendrán que consumir cantidades muy altas de líquidos (entre 600 y 1000 ml por hora).
  • Cuando la sudoración es excesiva se sugiere el consumo de alguna bebida con electrolitos, principalmente cloruro de sodio (NaCl) y sin exceso de azúcar. En casos extremos, el trabajador deberá consumir por lo menos 2 litros de esta bebida por día.
  • Hacer hincapié en la importancia de que en sus tiempos de comida estos trabajadores incluyan alimentos ricos en agua, como frutas y verduras que a su vez ayuden a reponer otros electrolitos como el potasio.
  • En casos extremos, se sugiere que al terminar su turno el trabajador continúe consumiendo agua o alguna bebida con electrolitos para reponer las pérdidas del día.
  • Se sugiere que cuando se realicen ocupaciones físicamente demandantes en ambientes de calor extremo, de ser posible éstas se lleven a cabo a un ritmo más lento y con descansos más largos y más frecuentes en lugares frescos y sombreados.
  • Dar cursos a los trabajadores en los que se les informe sobre los signos y los riesgos de la deshidratación, estrategias para reducirla en el lugar de trabajo y algunos métodos sencillos de evaluación del estado de hidratación como son el color y volumen de su orina. Estos proporcionan una estimación rápida y útil del estado de hidratación durante las actividades cotidianas; si la orina es transparente o amarilla clara se puede considerar que la persona está bien hidratada, si la orina es amarilla obscura o anaranjada, se podría pensar que la persona está deshidratada. De igual forma, si se produce un adecuado volumen de orina se podría pensar que la persona está bien hidratada, y si el volumen es poco se podría pensar que la persona está deshidratada.6
  • Mejorar el acceso a un baño también puede aumentar el consumo de líquidos, sobre todo entre las mujeres.

El adecuado estado de hidratación en el lugar de trabajo es muy importante ya que la deshidratación puede afectar la productividad, la seguridad, la capacidad cognitiva y el estado de ánimo de los trabajadores. Asegurar que los trabajadores están adecuadamente hidratados es una de las intervenciones más eficaces para salvaguardar su salud y la productividad.

 

Referencias

  • Maughan RJ, Watson P, Shirreffs SM. Implications of active lifestyles and environmental factors for water needs and consequences of failure to meet those needs. Nutr Rev 2015; 73(S2):130–140
  • Bates PG, Miller VS. Sweat Rate and sodium loss during work in the heat. J Occupational Med Tox 2008, 3:4.
  • Brake DJ, Bates GP. Fluid losses and hydration status of industrial workers under thermal stress working extended shifts. Occup Environ Med 2003; 60:90–96.
  • Bates PG, Miller VS and Joubert DM. Hydration Status of Expatriate Manual Workers during summer in the Middle East. Ann Occup Hyg 2010, 54, 137-143
  • Miller VS, Bates GP. Hydration, Hydration, Hydration. Ann Occup Hyg 2010; 54(2): 134–136.
  • Kolasa KM, Lackey CJ, Grandjean AC. Hydration and Health Promotion. Measuring Hydration Status. Nutrition Today 2009; 44 (5): 190-201

 

 

Doctora Frania Pfeffer Burak

 

Nutrióloga Certificada. Doctora en Ciencias Biomédicas por la Facultad de Medicina de la UNAM.

 

Gerente Científico del Instituto de Bebidas para la Salud y Bienestar de The Coca Cola Company

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario