fbpx

Expertos hablan sobre relación entre consumo de azúcares y aumento de obesidad

Home / Noticias / Expertos hablan sobre relación entre consumo de azúcares y aumento de obesidad

 

  • Especialistas de distintas universidades e institutos con amplio reconocimiento global disertaron sobre el papel de los edulcorantes (calóricos y no calóricos) en la salud, durante el Simposio “Evidencia Actual en Edulcorantes y Salud”.

 

  • En el debate global sobre la obesidad y sus consecuencias en la salud debe priorizarse la evidencia científica disponible y no sólo los argumentos emocionales, coincidieron.

 

México D.F. a 2 de septiembre del 2015. No se ha demostrado una relación de causa y efecto entre el consumo de azúcar y edulcorantes no calóricos y el aumento de la obesidad ya que la evidencia científica disponible demuestra que en los últimos 30 años ha habido un decremento en el uso y consumo de edulcorantes –como el jarabe de alta fructosa– al tiempo que se ha incrementado el número de personas en el mundo con sobrepeso y obesidad.

Esta fue una de las conclusiones del primer Simposio “Evidencia Actual en Edulcorantes y Salud”, que se realizó este miércoles en la Ciudad de México, en el que concurrieron una docena de expertos internacionales y mexicanos de distintas disciplinas que han realizado investigación científica seria sobre el uso y efectos de los edulcorantes en la salud.

El doctor John White, director del White Technical Research, destacó que en los últimos 30 años se ha incrementado 21% el consumo de calorías en la dieta promedio que pasó de dos mil 155 calorías a poco más de dos mil 600 en promedio; sin embargo, al analizar la contribución de cada grupo de alimentos a este aumento en la ingesta calórica se encontró que los azúcares son responsables de sólo el 8% del aumento en las calorías per cápita, siendo cereales/harinas y las grasas los responsables de más de 80% del incremento en el consumo calórico.

“A la luz de esta evidencia habría que preguntarle a los gobiernos de México y de Estados Unidos si están cobrando impuestos al grupo de alimentos correcto, si su intención es realmente frenar la obesidad”, subrayó el experto en fisiología y metabolismo.

Al hacer un amplio recorrido sobre la evidencia recopilada en las últimas décadas, John White demostró que es falsa la supuesta relación causa-efecto entre el uso de edulcorantes –como el jarabe de alta fructosa-– y el aumento de la obesidad, de hecho, demostró con metadatos recopilados por distintas instituciones que mientras el consumo de azúcares lleva 15 años en descenso, la obesidad ha mostrado una curva ascendente en el mismo periodo.

Refirió que es irresponsable y falto de rigor el señalar una sola causa como la responsable, pues sería casi como querer establecer una relación entre el número de celulares vendidos en los últimos años y el número de personas obesas, ya que si bien ambas gráficas se verían convergentes, no existe una relación de causa-efecto, ejemplificó.

En su oportunidad el Doctor James Rippe, Fundador y Director del Rippe Lifestyle Institute, hizo un enfático llamado a que en el debate sobre la obesidad se quite el componente emocional y se forme la opinión personal a partir de la evidencia científica y no sólo de los argumentos incendiarios.

El también Profesor de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Florida afirmó que no hay evidencia concluyente en el sentido de que el consumo de edulcorantes esté vinculado a las enfermedades cardiovasculares, que son la principal causa de muerte en el mundo, seguidas por el cáncer y los accidentes.

Rippe, quien tiene la especialización en Cardiología, resaltó que son las grasas las principales causantes de daño al sistema cardiovascular, por lo que es indispensable mantener un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada y ejercicio físico constante.

Explicó que la elección de la dieta involucra no sólo aspectos de salud, sino también económicos y de disponibilidad de alimentos en determinados lugares. Por ello se manifestó en contra de los debates maniqueos que ven un problema multifactorial con un sesgo unilateral. “Hay que exigir a los líderes de opinión, autoridades y académicos que no dejen de lado la evidencia científica en el debate alrededor de la obesidad”, pidió.

Más tarde, el Dr. John Sievenppiper destacó el uso de edulcorantes no calóricos como una alternativa para el control de peso, particularmente entre los pacientes que viven con diabetes.

“Tenemos que reconocer que las evidencias respecto a los azúcares y obesidad son de muy baja probabilidad, es una falacia ecológica. Hay asociaciones grupales, pero que no se aplican al individuo”, expuso.

En ponencias separadas, el doctor Hugo Laviada, investigador de la Universidad de Mérida; la doctora Rebeca López-García, del Logre International Food Science Consulting y el doctor John Fernstorm, University of Pittsburgh School of Medicine destacaron la inocuidad de los edulcorantes no calóricos para su uso en prácticamente cualquier grupo de edad, ya que cumplen y exceden toda la normatividad aplicable a los aditivos alimenticios, por lo que pueden consumirse con total seguridad. La doctora López García refirió que para que un nuevo edulcorante entre al mercado debió aprobar las más exigentes pruebas de laboratorio para garantizar su inocuidad.

El simposio, organizado por el International Life Science Institute (ILSI, por sus siglas en inglés) y el Rippe Lifestyle Institute, permitió el análisis de los efectos de los edulcorantes desde distintas perspectivas y sirvió para echar por tierra algunos de los argumentos que han sido utilizados por gobiernos y organizaciones para satanizar estos productos y señalarlos como los responsables de la epidemia de obesidad.

Redacción.

edulcorantes

Guardar

Guardar

Artículos Relacionados
FMD NEWSLETTER
Suscríbete a nuestro Newsletter y mantente informado sobre las novedades de la FMD
TU EMAIL*
    
TU NOMBRE COMPLETO*