Obesidad y diabetes, mancuerna peligrosa para México

Home / Noticias / Obesidad y diabetes, mancuerna peligrosa para México

El fuerte impacto de la obesidad y sus comorbilidades motivó en 2013 el lanzamiento de la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes. Y es que la diabetes tipo 2 está inevitablemente unida al sobrepeso y la obesidad. En los últimos 20 años, esta enfermedad se duplicó en el país.

En la actualidad, casi el 10% de la población vive con diabetes, pero se estima que una proporción similar también lo es, aunque sin diagnosticar. Las complicaciones de esta condición son la primera causa de mortalidad en México: cada año, mueren por diabetes 98.000 personas.

A nivel económico, la diabetes representa también el mayor problema que enfrenta el sistema nacional de salud: primera causa de demanda de atención médica y la enfermedad que consume el mayor porcentaje de gastos en las instituciones públicas.

Esta enfermedad le cuesta al sistema de salud mexicano más de 85.000 millones de pesos al año y causa cada año 400 millones de horas laborales perdidas, el equivalente al 32% de los empleos generados en 2014.

Los costos por todas las complicaciones asociadas a la obesidad son aún mayores. En 2008, se gastaron USD 5,100 millones en el tratamiento de las comorbilidades asociadas a la obesidad. Para este año, se estima que el gasto se duplique a más de USD 11,600 millones.

México enfrenta una crisis de salud pública a causa del sobrepeso y la obesidad. Los costos oscilan entre 82 y 98 mil millones de pesos, cifras que equivalen al 73% y 87% del gasto programable en salud (2012). Y esto, sólo si se consideran los costos atribuibles por diabetes.

En cuanto a los tratamientos disponibles para la obesidad: realizar dieta, actividad física y terapias psicológicas, éstos producen una pérdida significativa de peso durable pero tan sólo en una minoría de pacientes. Algunos fármacos logran una modesta pérdida de peso, aunque pueden prescribirse por un período corto de tiempo. Una revisión de los más importantes estudios en la materia señala a la cirugía bariátrica -sin discriminar su técnica- como una opción más eficaz que las terapias conservadoras tanto para bajar de peso y sostenerlo en el tiempo como para mejorar las comorbilidades asociadas a la obesidad.

El doctor Nelson Rodríguez Huerta, Presidente del Colegio Mexicano de Cirugía para la Obesidad, detalla que la Cirugía Bariátrica puede ser una buena opción de control del peso a largo plazo en personas con obesidad mórbida y puede ayudar, como consecuencia, a frenar el desarrollo y evolución de otras comorbilidades asociadas a este padecimiento.

Artículos Relacionados