Y tú, ¿qué tipo de paciente eres con tu salud visual?

Home / Noticias / Y tú, ¿qué tipo de paciente eres con tu salud visual?
  • Especialistas en salud visual opinan sobre los diferentes tipos de pacientes que existen
  • Debes conocer el tipo de paciente que eres para mejorar tu salud visual

Ciudad de México a mayo de 2017.-Para los optometristas, el desarrollo de su práctica clínica implica tener contacto con muchos tipos de pacientes, que van desde los más preocupados y responsables hasta las personas desinteresadas o que no son conscientes de la importancia que tiene el cuidado y el monitoreo de su salud visual y ocular.

Por ello, a continuación presentamos los distintos tipos de pacientes y la importancia del cuidado que se debe tener sobre una buena salud visual.

  • Paciente “yo estoy bien”: Por lo regular son personas que aseguran tener una excelente salud visual y ocular frases como “yo no necesito lentes”, “no voy a consulta porque veo muy bien” o “antes usaba lentes pero ya no los necesito” son respuestas clásicas de estos pacientes que cuando se indaga un poco más resulta que nunca han acudido a que se les realice un examen visual o tienen mucho tiempo sin visitar a su especialista de la salud.
  • Paciente “es muy caro”: Este tipo de pacientes en muchas ocasiones se refiere al costo de la atención de su salud visual como “caro” al mismo tiempo está dispuesto a pagar altos montos por “el teléfono celular de moda” o ciertas marcas de ropa que frecuentemente tienen costos mucho más altos que un par de lentes, curioso ¿no?
  • Paciente “con estos veo bien”: Están los pacientes que utilizan lentes prestados por algún familiar o conocido, o que compra sus lentes “pregraduados” en el supermercado o incluso en el comercio informal, porque considera que con esos lentes ve bien, sin tomar en cuenta que un examen visual va mucho más allá de sólo un par de lentes, ya que durante este examen se evalúa la salud, integridad y función de todo el sistema visual, siendo en muchas ocasiones posible detectar problemas que el paciente “con estos veo bien” jamás se hubiera imaginado.
  • Paciente “penoso”: Si bien está consciente de que tiene un problema visual y está dispuesto a llevar un tratamiento, le da “pena” utilizar sus lentes dejando su uso solamente para cuando ya no le queda otra opción. En la actualidad hay una gran cantidad de opciones disponibles, tanto en armazones de diferentes formas y colores como en opciones aún más discretas, cómodas y estéticas, para ver sin límites, como podrían ser los lentes de contacto, si eres este tipo de paciente ¿has pensado en lentes de contacto?
  • Paciente “cumplido”: Acude regularmente a su consulta (se recomienda acudir cada 6 meses a 1 año), está tan familiarizado con esto que no le genera problema invertir unas horas al año con tal de asegurarse que realmente “él está bien”.

Recuerda que en general no es necesario que algo duela o ver muy borroso para acudir a consulta con el especialista de la salud visual que tú prefieras, ya que de esta manera podemos evitar llevarnos sorpresas, mantener nuestra salud visual y poder ver sin límites. Estos son sólo algunos tipos de pacientes que nos encontramos en el día a día,  Y tú ¿Qué tipo de paciente eres con tu salud visual?

 

 

 

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario