Vivir con diabetes

Home / Diabetes tipo 1 / Vivir con diabetes

Cuando nos diagnostican diabetes la duda más común que aparece es: ¿y ahora, cambiará mucho mi día a día?, ¿sabré sobrellevarlo?

 

Afortunadamente los avances médicos y, desde hace unos años, los tecnológicos, están permitiendo que la diabetes sea un aspecto más de la vida diaria en lugar del centro de ella. Así, en general una persona con diabetes puede seguir realizando la mayoría de cosas que ya hacía antes de ser diagnosticado. Eso sí, siguiendo un estilo de vida saludable, controlando los factores de riesgo que pueden favorecer el desarrollo de la diabetes y añadiendo un nuevo aspecto: el autocontrol de la diabetes.

 

El autocontrol de la diabetes es un concepto relativamente nuevo que consiste no solo en conocer los niveles de la glucosa en sangre sino en saber actuar según los resultados obtenidos. Para poder realizar este control personal existen los medidores de glucosa o glucómetros.

 

Nuestro equipo sanitario nos indicará cuál es el tratamiento farmacológico adecuado, establecerá un plan de alimentación y ejercicio personalizado y nos entregará un medidor de glucosa que pasará a ser un aliado y compañero de viaje en el control de nuestra diabetes.

 

¿Todas las personas con diabetes deben tener un medidor de la glucosa? En general, desde la American Diabetes Association se recomienda que todas las personas que tienen los niveles de glucosa alterados y además toman algún tipo de medicación para la diabetes, se está embarazada, tiene niveles de glucosa muy bajos o muy altos o le cuesta detectar que tiene los niveles de glucosa muy bajos, realicen pruebas de glucosa en sangre con un medidor.

 

Sobre cuándo es mejor medirse la glucosa es importante establecer unas rutinas con nuestro médico, que dependerá de la medicación, del horario de las comidas, de la cantidad y frecuencia de actividad física que se realice, pero normalmente se recomienda realizar controles antes de las comidas, de una a dos horas después de las comidas, antes de acostarse y de madrugada.

 

Además de seguir correctamente las instrucciones de nuestro médico, es muy importante mantener en buen estado el medidor de glucosa y reponer cuando sea necesario las tiras reactivas. Asimismo la medición de la glucosa en sangre debe hacerse tras lavarse bien las manos, siguiendo todos los pasos correctamente y cerca de un lugar donde poder apuntar los resultados.

 

Otro aspecto a tener en cuenta es tener todos los elementos necesarios para la medición de la glucosa en sangre (medidor de glucosa, tiras reactivas y lancetas) bien guardados en un estuche que permita el fácil transporte cuando no vayamos de viaje o estemos fuera de casa.

 

En definitiva, con una buena organización y siendo conscientes de nuestras nuevas necesidades, la diabetes y su correcto control pueden formar parte de nuestro día a día sin que suponga una limitación en nuestra calidad de vida.

 

Fuentes: Ascensia Diabetes Care

diabetes autocontrol

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario