El valor del autocontrol en la diabetes

La diabetes, como la mayoría de las enfermedades crónicas, se caracteriza por su larga evolución, un tratamiento complejo que la persona tiene que seguir toda su vida y la necesidad de realizar importantes ajustes en sus hábitos.

 

Actualmente, se están poniendo en marcha diversas estrategias de atención, con el objetivo de mejorar los cuidados. Todas ellas coinciden en proponer como un objetivo prioritario el fomento del autocuidado, con el fin de que las personas sean capaces de gestionar, es decir de autocontrolar, su propia condición.

 

El concepto de autocontrol se basa en dos principios fundamentales: la responsabilización de la persona en el cuidado de su salud y el empoderamiento en su diabetes.

 

Responsabilidad personal en el tratamiento: equivale a responsabilizarse en el seguimiento del tratamiento requerido para mantener bajo control la diabetes, prevenir las complicaciones y mantener la calidad de vida.

 

Empoderamiento de la persona: hace referencia a favorecer la participación activa del paciente en la toma de decisiones relacionadas con su diabetes.

 

La importancia del autocontrol en la diabetes

 

Podríamos decir que el tratamiento de la diabetes consiste en poner en práctica un programa encaminado a ejercer un control externo sobre la glucosa. En los individuos sanos es el propio organismo, de manera automática e inconsciente, quien realiza esta función de control, como una respuesta correctora para normalizar los niveles de azúcar. En las personas con diabetes, este mecanismo está alterado, y por tanto, es el propio paciente quien tiene llevar a cabo desde “fuera” el control glucémico.

 

Para regular el azúcar en sangre, el programa de tratamiento de la diabetes incluye una serie de cuidados específicos, como el seguimiento de una dieta, la práctica de ejercicio físico y la administración diaria de insulina o de antidiabéticos orales, que hacen que la normalización de la glucosa y la prevención de las complicaciones dependan, en último término, de las conductas de la persona con diabetes. Es ésta quien debe adquirir una serie de habilidades con distinto grado de complejidad que, muchas veces, exigen la modificación de sus hábitos anteriores.

Alcanzar el autocontrol, es decir, conseguir que los pacientes regulen ellos mismos las condiciones para mantener la glucosa dentro de la normalidad, es el objetivo de la mayoría de los tratamientos.

 

Así pues, el autocontrol engloba todas aquellas conductas que realiza el paciente dirigidas a la autorregulación de los niveles de glucosa, así como el resto de parámetros que contribuyen a mejorar su estado de salud y mantener su calidad de vida.

 

Extraído de Boletín “Autocontrol es vida” número 48, editado por Bayer. Autor: Fernando Alonso Pérez, Enfermero, Especialista en Logopedia y Doctor en Psicología. Actualmente, profesor de la Facultad de Enfermería de Gijón (Asturias) y miembro de la Unidad Clínica de Conductas Adictivas de la Universidad de Oviedo. Representante de FAECAP en la Estrategia en diabetes del Sistema Nacional de Salud.

Fuente: Diabetes Ascensia

autocontrol diabetes

0 Comments

No comments!

There are no comments yet, but you can be first to comment this article.

Leave reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*