En primavera, practica tu deporte favorito sin lesiones

Home / Infografías / ACTIVIDAD FÍSICA Y EJERCICIO / En primavera, practica tu deporte favorito sin lesiones

En el marco del Día Mundial de la Actividad Física, a celebrarse el próximo viernes 6 de abril, te hacemos llegar esta información acerca de cómo evitar lesiones durante la práctica deportiva.

Para cada deporte, hay una lesión que puede mantenerte al margen de tu actividad favorita.
Durante la primavera, el clima nos llama a realizar actividades al aire libre, a disfrutar más de la naturaleza; sin embargo, pese a que la actividad física es muy buena, no debemos olvidar cuidar nuestro cuerpo para prevenir lesiones.
Aquí te mostramos algunas de las lesiones deportivas más comunes y cómo evitarlas, de acuerdo con expertos del Houston Methodist Hospital.

Si lo tuyo es el ciclismo:
El ciclismo es uno de los deportes más apasionantes por la libertad de sentir el aire en la cara y poder recorrer cualquier camino. Sin embargo, tus rodillas pueden estar en riesgo. El ciclismo es por definición, realizar un movimiento de manera repetitiva. Imaginemos que una persona pedalea en promedio unas 3,600 veces en una hora. Así que no es de extrañarse que los ciclistas, a menudo, experimenten dolor de rodilla.
Un problema común es el Síndrome de Dolor Patelofemoral, el cual ocurre cuando la rótula se desalinea, causando desgaste en el cartílago y dolor alrededor de la rótula. Para no dejar de pedalear, expertos recomiendan ejercicios para los cuádriceps y las caderas, los cuales pueden fortalecer los músculos que sostienen la rótula, manteniéndola en la alineación adecuada. Además, es recomendable que revises si estás usando la bicicleta adecuada ya que un asiento demasiado alto o bajo puede causar lesiones.

Si te apasiona correr:
Una de las actividades que más gustan hoy en día a la población es correr, pero en esta sencilla actividad, las espinillas pueden estar en riesgo.
El dolor de la espinilla puedes ser a consecuencia de una inflamación en los músculos derivado de correr grandes distancias. Para volver a correr, expertos recomiendan disminuir la distancia, dependiendo de la magnitud del dolor. A partir de ahí, asegúrate de poner hielo en las espinillas regularmente para disminuir la inflamación, así como practicar correctamente ejercicios de estiramiento además de probar con un entrenamiento cruzado como ciclismo, natación o yoga.

Si amas practicar tenis:
En el llamado deporte blanco existe una lesión que es tan común que tiene su propio nombre, “el codo de tenista”, la cual es una condición causada por el uso excesivo de los músculos del brazo, el antebrazo y la muñeca.
El ardor en el brazo y dolor no se deben a un codo lesionado, estos síntomas son signos reveladores del daño en el músculo del antebrazo que ayuda a estabilizar la muñeca cuando el codo está recto. Cuando este músculo se debilita por el uso excesivo, se forman partículas microscópicas en el tendón donde se une a la articulación, lo que lleva a la inflamación y al dolor.
Para poder regresar al juego, expertos recomiendan tomar un descanso, acudir al médico para la prescripción correcta de medicamentos antiinflamatorios y analgésicos que reduzcan el dolor y la hinchazón. Asegúrate de revisar tu equipo de tenis y que las raquetas sean rígidas para reducir el estrés en el antebrazo.

Artículos Relacionados