La diabetes en el trabajo

Home / Bienestar / La diabetes en el trabajo

Conciliar la jornada laboral con tu diabetes es posible

 

A veces puede parecer difícil combinar el cuidado de la diabetes con tu vida laboral: por un lado, tienes que controlar la ingesta de alimentos, la práctica de ejercicio físico, la medicación diaria, tu descanso y realizar glucemias capilares para conseguir un buen control de la glucosa en sangre durante todo el día; y, por el otro lado, seguramente tienes unos horarios laborales que cumplir, junto con las obligaciones que estos comportan.

 

¿Cómo conseguir que el estrés de nuestro día a día no afecte a nuestra rutina de control de la diabetes? No te preocupes, es posible conciliar la diabetes y su tratamiento con la vida laboral. A continuación te damos algunos consejos:

 

Una de las principales maneras para poder encontrar una buena combinación que te permita tratar tu diabetes con total normalidad en el trabajo es asegurándote que tu empresa te proporciona las pausas necesarias para poder medirte la glucosa en sangre, así como inyectarte insulina si es necesario.

 

Intenta mantener también tus rutinas de alimentación controlando el aporte de azúcares y carbohidratos durante todos los días de la semana. Esta estabilidad te ayudará a controlar mejor tu diabetes.

 

En nuestra vida laboral también existe la posibilidad de que nos encontremos a compañeros que, al no conocer lo que es la diabetes, puedan reaccionar con miedo o tomar decisiones inadecuadas por desconocimiento. Una manera de afrontar estas situaciones es explicando lo que es la diabetes con total normalidad. Si tú no tratas la diabetes como algo peligroso ni problemático, ellos tampoco lo harán.

 

Es importante recordar que, si no quieres, no tienes que comunicar ni a tu empresa ni a tus superiores que tienes diabetes. A pesar de esto, puede ser una buena idea educar a tus compañeros sobre los signos de una hipoglucemia o hiperglucemia para que te puedan ayudar rápida, y eficazmente en el caso de que tuvieses una subida o bajada de azúcar en sangre. Tener alguien en quien confiar te dará más tranquilidad, ya que en todo momento esta persona puede identificar si no te sientes bien y echarte una mano.

 

Con la ayuda de tus compañeros y de la empresa, siguiendo al máximo tu rutina habitual y tomando las precauciones necesarias, podrás compaginar fácilmente tu vida laboral con la diabetes.

Fuente: Diabetes Ascensia

diabetes y trabajo

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario