La adolescencia de un niño con diabetes

Home / Diabetes tipo 1 / La adolescencia de un niño con diabetes

La adolescencia en sí misma representa un desafío para cualquier niño/a por los cambios hormonales, sexuales y emocionales a los que se enfrenta. Un periodo durante el que se adquiere identidad propia, se desarrolla la autoestima, se comienza a tomar decisiones y en el que lo más importante para el adolescente es su grupo de iguales, de amigos, grupo con el que compartirá experiencias, y en el que quiere sentirse integrado.

¿Y qué pasa si a esta etapa de cambios físicos, hormonales y psicológicos le sumamos la diabetes? ¿Cómo afronta tu hijo adolescente este periodo evolutivo mientras gestiona las demandas de su diabetes?

Probablemente estás sorprendido de pensar que hasta ahora tu hijo había aprendido a vivir con su condición y había sido responsable, pero al llegar la adolescencia su actitud ha cambiado…” no sé por qué ahora su hemoglobina es tan alta”, ”ha dejado de cuidarse y no sabemos por qué”…

La razón es que la adolescencia es un periodo de negación, de rebeldía hacia todo y por supuesto, también hacia la diabetes… Además, en esta etapa el adolescente busca ser independiente (para lo que conviene, claro) y eso como padre o madre es normal que te preocupe, ya que te angustia pensar que no va a saber cuidarse solo.

Puesto que la adolescencia trata básicamente sobre cómo encajar y ser aceptado por su grupo de iguales, el hecho de tener diabetes puede hacer que tu hijo se sienta diferente, ya que tiene que hacer cosas (administrarse insulina, hacerse controles, etc.) que el resto de sus compañeros no tienen que hacer. Esto podría llevarle a ocultar su diabetes para evitar sentirse distinto, sin embargo, es fundamental hacerle entender que si habla con naturalidad de su diabetes, sus compañeros también lo verán con naturalidad y no tendrá motivos para sentirse rechazado.

Por otro lado, éste es un periodo en el que a los jóvenes les cuesta asumir responsabilidades por lo que, efectivamente, hay una menor adherencia al tratamiento. Es muy importante trasmitirle que si lo que quiere es precisamente ser como los demás, lo más importante es que siga controlando la diabetes, para poder realizar las mismas actividades que los demás sin correr riesgos.

Asimismo, es normal que tu hijo se comienza a plantear determinadas dudas respecto al manejo de la diabetes  (¿qué hago si quiero beber? ¿Puedo comer esto o lo otro?) Que preguntará con más libertad a su equipo diabetológico si no estás tú delante. Por eso es aconsejable que al menos un tiempo de la consulta pueda estar a solas con su equipo médico.

Para entender mejor la etapa que esta viviendo tu hijo y por qué estas circunstancias afectan a su adhesión al tratamiento de su diabetes ten en cuenta que en la adolescencia:

  • Existe una creencia de invulnerabilidad: “A mí nunca me va a pasar nada malo”, “Si yo bebo y conduzco no tendré un accidente, yo lo controlo”.
  • Lo importante es lo inmediato: el futuro no existe, todo tiene que ocurrir en ese momento, ni antes ni después.
  • Se vive un exagerado sentido de la curiosidad y la experimentación: lo nuevo atrae.
  • Existe un sentimiento de negación de todo lo que proviene de los padres, llevando la contraria por naturaleza.
  • Se experimentan constantes cambios de humor y estados de ánimo.
  • Lo verdaderamente importante es lo que piensen los demás, especialmente su entorno de amistades.

No olvides que tras la pose de tu hijo hay un adolescente con muchos miedos e inseguridades y que los padres siempre serán fundamentales para ellos en todos los sentidos, aunque sea difícil. Por ello es importante intentar que en esta nueva circunstancia la gestión de la diabetes de tu hijo no se convierta en fuente adicional de conflictos en la familia.

Autora: Olga Sanz Font, Licenciada en Psicología y Máster en Psicología Clínica. Experta en Psicoterapia Infanto- Juvenil, trabaja como psicóloga clínica en el ámbito privado atendiendo a personas con diabetes y colabora con la Unidad de diabetes pediátrica del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

Fuente: Bayer Diabetes Care

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario