Cargando...



Hiperglucemia después de los alimentos.

30/Mayo/2007
http://www.facebook.com/fedmexdiabetes

Hiperglucemia después de los alimentos
Kate Ruder, editor asociado de Diabetes Forecast Diabetes Forecast abril 2007
Traducción: Mariana Gómez Hoyos
Resulta casi imposible evitar las hiperglucemias después de los alimentos.
Sin embargo, las frecuentes alzas en la glucosa después de comer pueden afectar el control de tu glucosa en sangre y de tu salud en general.
“En el día a día, no cabe duda de que los niveles de glucosa postprandiales (después de los alimentos) contribuyen al control total de la glucosa en sangre”, comenta Lawrence Leiter, jefe de la división de endocrinología y metabolismo del hospital St. Michael en Toronto.
Leiter recibe pacientes que tienen sus niveles de glucosa en sangre preprandiales (antes de los alimentos) dentro de rangos normales pero cuyos niveles de hemoglobina glicosilada (estimado de tres meses de glucosa sanguínea) se encuentran elevados.
Las hiperglucemias postprandiales son con frecuencia un problema.
“Cada vez hay más evidencia de que algunas de las complicaciones de la diabetes pueden estar relacionadas con las hiperglucemias postprandiales”, comenta Leiter.
Estas complicaciones incluyen infarto y paro cardiaco. Lleva tu registro y platica con tu médico No sabrás que tienes un problema a menos de que estés al pendiente, comenta Leiter refiriéndose a las hiperglucemias postprandiales.
La Asociación Americana de Diabetes (ADA por sus siglas en inglés) recomienda un resultado de 180 mg/dl de una a dos horas después de los alimentos para la mayoría de las personas adultas con diabetes. Lleva un registro de tus niveles de glucosa en sangre si te preocupan las hiperglucemias después de los alimentos. Revisa tus niveles de glucosa antes y después de comer. Leiter recomienda a sus pacientes revisar sus niveles de glucosa en sangre de una a dos horas después de los alimentos, sobre todo después de la comida más grande del día.
También sugiere anotar en el mismo registro la hora y tipo de medicamento utilizado para el control de la diabetes.
Has una cita con tu médico y educador en diabetes. Lleva tu hoja de registro contigo. El equipo al cuidado de tu salud es tu mejor recurso para trazar planes y estrategias para controlar tus niveles de glucosa en sangre.
“Trabajar con un equipo de profesionales de la salud puede ayudarte a aprender cómo hacer ajustes”, comenta Ginger Duch, Educadora en Diabetes consultor para Medtronic en Indianápolis.
Los ajustes pueden incluir cambios en la alimentación, actividad física o medicamentos. Tipos de alimentos Susan Robbins, nutrióloga y educadora en diabetes de Clarian Health Partners y el Centro de Diabetes de la Universidad de Indianápolis comenta que los niveles elevados de glucosa en sangre después de los alimentos es algo que generalmente platica con sus pacientes.
La cantidad y el tipo de alimentos pueden tener impacto sobre nuestros niveles de glucosa en sangre.
Robbins platica sobre la importancia de la medición de hidratos de carbono con sus pacientes. También les recomienda alimentos combinados que contengan hidratos de carbono, proteínas y grasas. “Sin embargo, con algunos alimentos y con distintas combinaciones de alimentos, un paciente puede tener resultados de glucosa más altos de lo esperado”, comenta.
En estos casos, ella ayuda a sus pacientes a familiarizarse con el índice glucémico, que puede ser útil para saber cómo afectará a los niveles de glucosa en sangre cierto alimento.
“Debido a que el índice glucémico de los alimentos y comidas es difícil de determinar (por ejemplo, entre más cocinada esté la pasta más alto es su índice glucémico), trato de alentar a los pacientes a llevar un registro de los alimentos que consumen para que se puedan familiarizar con ellos, también les sugiero llevar un registro de los alimentos que son problemáticos para ellos," comenta.
Los registros de alimentos pueden incluir el tipo y cantidad de alimento y bebida así como la hora a la que se consumieron. En el mismo registro pueden incluirse los resultados de las mediciones de glucosa en sangre. Platica con tu educador en diabetes o nutriólogo sobre tu plan de alimentación si tienes dudas o preocupaciones.
Actividad física
La actividad física te ayudará a mantener la glucosa en rangos normales antes y después de los alimentos", comenta Leiter.
Robbins dice que recomienda a algunos pacientes realizar actividad física después de los alimentos para reducir sus niveles postprandiales de glucosa en sangre. Antes de iniciar con cualquier rutina de actividad física platica con el equipo al cuidado de tu salud para implementar estas estrategias.
Medicamentos
 Algunos medicamentos reducirán específicamente los niveles de glucosa en sangre postprandiales, comenta Leiter. Agrega que los medicamentos no son solución para todo mundo por lo que se necesita de autorización médica. Algunas personas con diabetes tipo 2 que toman medicamentos para sus niveles de glucosa en sangre pueden tener problemas recurrentes con su glucosa postprandial.
En dicho caso, las meglitinidas pueden ayudar, explica Leiter.
Ejemplos de este medicamento incluyen a la repaglinida (Prandin) y la nateglinida (Starlix). Estas pastillas se toman antes de las comidas y se toman solas o combinadas con otros medicamentos.
Por otro lado, los inhibidores de alfaglucosidasa ayudan a controlar la hiperglucemia postprandial, comenta Leiter. Ejemplos de este medicamento incluyen a la acarbosa (Precose) y miglitol (Glyset). Estas pastillas se toman con el primer bocado de cada alimento y se toman solas o combinadas con otros medicamentos.
Las inyecciones múltiples o la terapia con microinfusora de insulina pueden ayudar a personas con diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2 a alcanzar sus niveles óptimos de glucosa en sangre.
Ambas terapias utilizan análogos de insulina de acción rápida para manejar la glucosa afectada por los alimentos.
Los análogos de insulina de acción rápida permiten a los pacientes ser más flexibles con los horarios y cantidades de alimentos que consumen.
Pueden tomarse inmediatamente antes de los alimentos ya que su acción es inmediata. El funcionamiento de estos análogos es muy parecido al del cuerpo si no padeciera diabetes.
Ejemplos de análogos de insulina de acción rápida incluyen a la insulina lispro (Humalog), insulina aspart (novorapid) e insulina glulisina (Apidra).
También, nuevos medicamentos inyectables como la pramlintida (Symlin) p ueden ayudar al control de la glucosa sanguínea después de los alimentos. Para personas con diabetes tipo 2, la exenatida (Byetta) y la sitagliptina (Januvia) pueden ser útiles. “Hoy en día tenemos distintas intervenciones (de estilo de vida y farmacológicas) que pueden ayudar a reducir los niveles de glucosa postprandiales," agrega.





 
 












Consulta nuesto aviso de privacidad