¡Ejercítate!

Home / Ejercicio / ¡Ejercítate!

Queremos recordarte la importancia que tiene realizar ejercicio de forma continua y siempre adaptada a tus posibilidades.

 

Uno de los hábitos saludables más recomendados para todas las edades, en general, es salir a hacer deporte. Realizar ejercicio con regularidad y adaptado a la edad y condición física de cada persona, es igual de importante para aquellos que tienen diabetes tipo 1 y para los que tienen diabetes tipo 2 ya que, junto a una dieta saludable y equilibrada, el ejercicio es una gran manera de controlar la diabetes.

 

Si tienes diabetes tipo 2 o tipo 1, el ejercicio se debería convertir en parte de tu rutina diaria. Salir a correr, nadar, pasear en bicicleta o simplemente ir a dar un largo paseo te puede proporcionar diferentes beneficios para combatir problemas asociados a la diabetes como los posibles problemas cardiovasculares entre otras complicaciones. Además, es una gran manera de controlar tu diabetes, ya que el ejercicio hace que aumente la eficiencia de la insulina manteniendo así los niveles de glucosa en sangre más controlados.

 

Es importante tener en cuenta que el nivel de glucosa en sangre puede verse alterado durante, justo después, o hasta un día más tarde de hacer deporte, ya que ciertos ejercicios según su intensidad, pueden producir una bajada importante de glucosa en tu sangre. Esta posibilidad es mayor si tu tratamiento es con insulina por lo que es importante estar alerta para identificar posibles síntomas de una hipoglucemia como temblores, cansancio, o confusión. Si el ejercicio que vas a realizar es más intenso de lo habitual, ten siempre tu medidor a mano para hacer mediciones constantes así como alguna fuente de glucosa por si fuese necesario. Cada tipo de ejercicio puede afectar a los niveles de glucosa en sangre de las personas de manera diferente, por lo que una medición exacta y precisa es esencial para descubrir cómo el deporte te puede afectar a ti.

 

Y recuerda, antes de empezar, consulta siempre con tu profesional médico para que te aconseje los mejores ejercicios para ti, en qué momento está indicado que lo realices y cuando no debes realizarlo.

 

Tener diabetes no debe tomarse como un impedimento, sino como un incentivo para practicar deporte diariamente. Con un buen control de los niveles de glucosa en sangre antes, durante y después de hacer ejercicio, puedes y debes incorporar el deporte en tu rutina diaria para así mejorar tu calidad de vida.

Fuente: Diabetes Ascensia

ejercicio y diabetes

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario