Dialogan autoridades y asociaciones civiles sobre el futuro de pacientes con diabetes tipo 1

Home / Noticias / Dialogan autoridades y asociaciones civiles sobre el futuro de pacientes con diabetes tipo 1
  •  Diputados, Secretarios de Salud estatales y 25 asociaciones civiles de todo el país buscan impulsar una agenda legislativa para lograr atención integral de la diabetes tipo 1.

  • Buscar mejoras en el marco legislativo y la creación de un modelo de atención integral para pacientes con diabetes tipo 1, son los temas prioritarios que se abordaron en el foro “Avances y Retos en el tratamiento de la diabetes tipo 1”, organizado por la Cámara de Diputados.

 

Ciudad de México, 18 de octubre de 2017.  La Cámara de Diputados y el movimiento “Por una sola voz en la diabetes tipo 1”, que agrupa a 25 asociaciones civiles de toda la República Mexicana, organizaron este miércoles el foro “Avances y Retos en el tratamiento de la diabetes tipo 1”, con el objetivo de impulsar una agenda legislativa que brinde mayor atención a personas que viven con esta condición.

 

En nuestro país, la atención a la Diabetes Mellitus tipo 1 (DM1) ha tenido ciertos avances, sin embargo, también afronta mayores retos, entre los que se encuentran:

  • La necesidad de contar con un registro nacional que permita visibilidad del número de mexicanos que viven con DM1 y su situación en salud.
  • La nula o insignificante asignación de presupuestos federales y estatales para atender a personas que viven con esta condición.
  • La necesidad contar con la cobertura de insumos básicos que permitan el cuidado de las personas con DM1 a través de un tratamiento integral.
  • La importancia de homologar el tratamiento de la diabetes tipo 1 en las instituciones de salud.

Por ello, la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. y Con Diabetes Sí Se Puede, I.A.P., que lideran el movimiento social “Por una sola voz en la diabetes tipo 1” e impulsan diversas iniciativas para lograr una atención integral y control en diabetes tipo 1, se hicieron escuchar en el recinto de San Lázaro ante la Comisión de Salud en la Cámara de Diputados.

Expresaron que la atención de la diabetes tipo 1 representa entre 40% y 50% del ingreso promedio familiar[1], lo que resulta un gasto catastrófico y expone a las familias mexicanas que tienen algún miembro con DM1 a un alto riesgo de empobrecimiento por motivos de salud, además de exponer a los pacientes a complicaciones crónicas e incluso a la muerte por falta de insumos para su control.

La Lic. Gisela Ayala Téllez, Directora Ejecutiva de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. destacó que “la diabetes tipo 1 no puede prevenirse y no está relacionada con el estilo de vida o la obesidad. Nos enfrentamos a un problema grave porque la población más vulnerable son niños y adolescentes que vivirán con esta condición toda su vida. A través de este movimiento buscamos garantizar atención integral y control para las personas que viven con esta condición, lo cual es clave para evitar complicaciones.”

Por su parte, Ruth Vélez, cofundadora del movimiento social “Por una sola voz en la diabetes tipo1” y Directora de Con Diabetes Sí Se Puede, I.A.P., señaló que la diabetes tipo 1 requiere de un tratamiento completo en el que se involucren tanto la familia, como un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud, autoridades e instituciones educativas, ya que sólo así se puede tener un control óptimo. “Confiamos en que con la colaboración de todos los actores podremos lograr avances legislativos, para que las personas que viven con esta condición puedan disfrutar de una vida plena, pues actualmente la estrategia nacional no establece acciones o metas específicas para la diabetes tipo 1”; señaló.

Durante el foro se mencionó que, actualmente, las políticas para el control y tratamiento de la diabetes tipo 1 están enfocadas en la prevención y el tratamiento en el primer nivel de atención, por lo que se requiere establecer mecanismos para diferenciar desde el diagnóstico a la diabetes tipo 1 de la diabetes tipo 2 y, de esta manera, prevenir sus complicaciones.

Además, se discutió la necesidad de homologar el tratamiento de la DM1, para que cualquier persona con esta condición reciba la atención médica de manera efectiva, completa y oportuna, pues un diagnóstico erróneo o tardío puede cobrar la vida de la persona con Diabetes Mellitus tipo 1.

Al respecto, el Diputado Elías Iñiguez, presidente de la Comisión de Salud en la Cámara de Diputados, explico que: “Constantemente se habla de diabetes como un grave problema de salud en México, pero al momento no se ha logrado la adecuada distinción entre los diferentes tipos de diabetes. Ante este panorama, resulta imperante tomar medidas para legislar adecuadamente, canalizar recursos de manera más eficiente y garantizar el derecho a la salud de los mexicanos. La diabetes requiere acciones puntuales y un claro ejemplo está buscar mejores mecanismos para la atención en diabetes tipo 1 en México promoviendo la atención multidisciplinaria del paciente con DM1”

Los ponentes recalcaron que, si bien las instituciones públicas brindan cobertura para la condición, la estrategia nacional no establece acciones o metas específicas para la diabetes tipo 1, por lo que es indispensable que se contemplen iniciativas de atención y prevención de complicaciones.

Con el objetivo de que se pueda avanzar en una agenda legislativa, el movimiento “Por una sola voz en la diabetes tipo 1” presentó una declaratoria con seis puntos, que engloba las necesidades más apremiantes de las personas que viven con diabetes tipo 1:

1.- Atención en tiempo y forma a la diabetes tipo 1. Las personas con diabetes tipo 1 requieren de un diagnóstico oportuno, medicamentos y servicios multidisciplinarios que con el uso de tecnología de última generación garanticen una calidad de vida óptima.

2.- Diferenciar los tipos de diabetes. Ya que tienen diferentes causas, características y tratamientos, por lo que se hace imperativo especificar el tipo de diabetes del cual se está hablando en documentos oficiales, campañas informativas, guías de tratamiento, etc. Especificar el tipo, promueve un mejor enfoque terapéutico, económico y social de la diabetes tipo 1.

3.- Impulsar un Registro Nacional de Personas con diabetes tipo 1. Que permita el diseño de políticas públicas y la asignación de recursos para su atención.

4.- Homologar la atención de la diabetes tipo 1. Se requiere estandarizar el manejo y control de la diabetes tipo 1 en cualquier institución pública o privada para mejorar sustancialmente la atención de los niños y adultos que viven con esta condición en nuestro país.

5.- Garantizar el acceso completo a insumos para el manejo de la diabetes tipo 1, pues para sobrevivir, las personas con diabetes tipo 1 dependen toda su vida de un tratamiento que incluye: insulina, dispositivos para su aplicación como jeringas, plumas o microinfusoras de insulina; medidores de glucosa; de cuatro a siete tiras reactivas al día para la medición de glucosa; lancetas y punzones.

6.- Reforzar la capacitación de médicos y personal de salud. Sobre las terapias actuales, costo-efectivas y basadas en evidencia que permitan un manejo óptimo de la diabetes tipo 1.

Finalmente, las asociaciones firmantes del movimiento social invitaron a las autoridades a seguir avanzando en la creación de políticas públicas en pro de atender una de las condiciones que más impacto tienen entre la población.

 

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario