Diabetes infantil: la 5 claves para ayudar a los padres en el debut

Home / Diabetes tipo 1 / Diabetes infantil: la 5 claves para ayudar a los padres en el debut

La alteración de la salud de una de las personas que más quieres, como tu hijo, es siempre un momento de preocupación. Si además el diagnóstico es de diabetes, es lógico que tu estado anímico se vea alterado y necesites un tiempo para aceptar la nueva situación y adaptarte a los cambios que están por llegar.

En esta circunstancia te presentamos una serie de consejos que esperamos te sean de utilidad para sobrellevar esta etapa de la mejor manera posible:

 

  1. Es imprescindible que confíes en el equipo de salud de tu hijo (endocrino, pediatra, psicólogo, educador en diabetes, nutriólogo, etc.) Ellos han vivido junto a otras muchas familias la misma situación y su experiencia es la mejor ayuda en la que puedes apoyarte. Además de ser tu mejor fuente informativa ante cualquier duda, crear un vínculo afectivo entre el niño/a, tu y los profesionales sanitarios responsables de la salud del pequeño va a generar un ambiente de confianza y seguridad que facilitará la adaptación de nuevos hábitos y el control metabólico de tu hijo.
  2. En el momento del debut, puede ser de gran ayuda conocer a otra familia que también tenga un hijo con diabetes, de ser posible de una edad similar a tu niño/a, y por tanto, que haya pasado por la misma situación. Es muy útil compartir la experiencia y ver como otra familia ha vivido y sentido lo mismo que tu estas sintiendo y, con el tiempo, ha aprendido a manejar la diabetes y a solucionar las dificultades que se van presentando.
  3. Tu hijo a partir de ahora es un niño con diabetes, pero no se ha convertido en un “niño diabético”. Hay que aprender a tratarlo con normalidad sin limitarlo por el hecho de tener diabetes y sin sobreprotegerlo. Tu hijo puede crecer, desarrollarse y ser autónomo como cualquiera de sus hermanos o amigos de su entorno.
  4. Date un respiro para aceptar la situación, aunque estés angustiado y en este momento todo lo veas con pesimismo, piensa que tu hijo no lo está viviendo de la misma forma, y es importante que así sea. Llorar y desahogarte puede ser una buena terapia si lo necesitáis, y es lógico que tengas ganas de hacerlo, pero nunca delante de tu niño, pues lo alarmarías generándole inseguridad y miedo sobre lo que ocurre.
  1. No puedes saberlo todo sobre el control de la diabetes en cuatro días ya que el proceso de aprendizaje, sobre todo si el paciente es un niño, es largo. En el debut, lo que debes aprender son conceptos básicos de supervivencia, ten paciencia que todo lo demás ya lo iras aprendiendo de forma progresiva. Esto conlleva que, sobre todo al principio, te puedan surgir numerosas dudas sobre cómo actuar ante determinadas situaciones, no tengas miedo a preguntar cualquier aspecto que te preocupe aunque te parezca poco importante…y se flexible y comprensivo contigo mismo respecto a las equivocaciones que puedas cometer en un inicio, tómalas como parte del aprendizaje que requiere el cuidado de la diabetes.

Siguiendo estos consejos no estará todo resuelto, el diagnóstico de la diabetes genera una montaña rusa de situaciones y sentimientos que necesita un proceso de aceptación; pero tener en cuenta estos aspectos y mantener una actitud positiva te ayudará a adaptarte con mayor facilidad  y a aprender, y enseñar a tu hijo, a convivir con su diabetes con la mayor normalidad posible.

 

Autora: Olga Sanz Font, Licenciada en Psicología y Máster en Psicología Clínica. Experta en Psicoterapia Infanto- Juvenil, trabaja como psicóloga clínica en el ámbito privado atendiendo a personas con diabetes y colabora con la Unidad de diabetes pediátrica del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

Fuente: Diabetes Ascensia

diabetes infantil

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario

Esguince: A todos nos pasa pero no sabemos qué hacerTratamiento diabetes tipo 1