Cuida tus pies

Home / Educación en diabetes / Cuida tus pies

Las personas con diabetes pueden tener muchos tipos de problemas en los pies. Inclusive los problemas menores pueden rápidamente convertirse en problemas serios.

Ojos de pescado y callos.

Los callos son áreas de piel gruesa causada por presión o fricción regular o prolongada. Un ojo es un callo en un dedo del pie. Los ojos de pescado y los callos pueden desarrollarse en los pies cuando su peso no se distribuye uniformemente. Hay varias cosas que puede hacer para prevenir que se formen callos.

  1. Usa zapatos que se adapten bien. Los zapatos que se adapten bien son cómodos desde que los compra. Casi todos los zapatos nuevos son un poco rígidos al principio y se moldean a sus pies con el uso, pero esto es diferente si se compra un tamaño equivocado y trata de usarlos. Asegúrese de que pueda mover los dedos dentro de los zapatos.
  2. Use zapatos con tacones bajos y suelas gruesas. Las suelas gruesas acolchonan y protegen sus pies. Los tacones bajos distribuyen su peso más uniformemente.
  3. Use calcetines acolchados. No sólo acolchan y protegen sus pies sino que también reducen la presión. Asegúrese de que su zapato es lo suficientemente grande para los calcetines más gruesos.
  4. Use plantillas de ser necesario. Pregunte a su Médico o Educador en Diabetes respecto a las plantillas para distribuir mejor su peso en sus pies.

Si usted tiene un callo u ojo de pescado su Médico, Educador en Diabetes o Podólogo puede recortarlo, tratar de recortarlos por usted mismo puede llevar a infecciones. Tratar de removerlos con sustancias químicas que se adquieren sin receta puede quemar su piel. Los callos no recortados pueden hacerse muy gruesos, desprenderse y producir úlceras. Y las úlceras es algo que toda persona con diabetes debe evitar.

Fuente: Diabetes Tipo 2 / Su guía para una vida saludable / American Diabetes Association

pies2

Guardar

Artículos Relacionados

Déjanos un Comentario